LEGISLACIÓN "LEONINA Y ANTIGUA", DENUNCIA ADICAE

La reforma de la Ley Hipotecaria anunciada por De Guindos se convierte en una batería de medidas de defensa y blindaje de la banca

El Gobierno sólo propone medidas sobre los préstamos para proteger a la banca descaradamente y evitarle, con dudosos argumentos, los problemas que le han traído los fraudes masivos de la etapa de la burbuja inmobiliaria.

El Gobierno parece limitarse a tomar algunas medidas en favor de un mercado hipotecario siempre peligroso para los consumidores a pesar de haber anunciado que iba a cambiar la legislación "leonina y antigua" -denuncia ADICAE- aplicada en estos créditos en favor de las entidades, tras conocer el avance del Anteproyecto de Ley Reguladora (APL) de los Contratos de Crédito Inmobiliario.

Parece no querer tocar cuestiones tan clave como la ejecución hipotecaria, los intereses de mora o el sobreendeudamiento de los consumidores

Por el contrario, se centra en absurdas herramientas como la declaración manuscrita del cliente que, según De Guindos, garantiza la transparencia. Sin embargo, este tipo de declaraciones explícitas ya se vienen utilizando por los bancos para cometer nuevos engaños, por ejemplo en el cambio de la cláusula suelo por otros abusos como la rebaja del suelo, la sustitución de este por un tipo fijo o la renuncia al derecho a reclamar (prohibida expresamente por la ley), y así lo están reconociendo ya diferentes sentencias judiciales.

En anteproyecto tampoco incorpora muchas de las necesarias correcciones de la legislación que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha puesto de manifiesto.

Estos posicionamientos frustran las expectativas que todos los sectores implicados tienen sobre la posibilidad de una verdadera modernización de la legislación hipotecaria en España, que corte el paso a los problemas y genere confianza en el mayor negocio que tiene la banca española.

ADICAE, que ha promovido seminarios e investigaciones de todo tipo y propuestas, ya ha puesto en marcha a su equipo jurídico para elaborar unas propuestas que sí protejan los derechos de los consumidores. La asociación trasladará estas propuestas a los grupos parlamentarios, con los que se ha reunido recientemente para explicarles sus propuestas de reformas de transparencia real y protección al consumidor.

La asociación espera que el Gobierno se "plantee seriamente el problema de la vivienda en España, retire el anteproyecto que se rechazó casi unánimemente por todos los sectores implicados, y consensue con las partes interesadas un verdadero proyecto".