PP y Ciudadanos en Madrid enriquecen a los ricos y empobrecen a los pobres

Miguel Gorospe | El PP considera que, si se trasladan grandes fortunas a Madrid, para no pagar el impuesto sobre patrimonio, recaudarán más por otros impuestos (como el IRPF) que por patrimonio, pero no es verdad.

Cifuentes con el portavoz de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado. (Imagen de archivo)
Cifuentes con el portavoz de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado. (Imagen de archivo)

Madrid es la Comunidad Autónoma con tipos impositivos más bajos de España y con el 21,7% de la población en riesgo de pobreza o exclusión social

En 2008, el gobierno de Zapatero (con Solbes al frente de la economía) permitía descontar el 100% del impuesto sobre Patrimonio porque era época de vacas gordas y parecía estar de moda anularlo.

Después vino la crisis y ese impuesto se restableció en septiembre de 2011, anulando la bonificación de Zapatero al impuesto en la mayoría de las autonomías. Pero con una modificación importante: el mínimo exento había pasado de 108.000 € a 700.000€ (más 300.000€ de vivienda) y de afectar al 2% de la población afectaba a menos del 0,3%.

Pero al frente de la Comunidad Autónoma de Madrid estaba Esperanza Aguirre, que no se ha caracterizado precisamente por abandonar a las personas económicamente cercanas a ella. Aguirre mantuvo la bonificación y en Madrid no se pagó Impuesto de Patrimonio.

Después Ignacio González y ahora a Cristina Cifuentes han mantenido la bonificación, y Madrid es la única autonomía en la que el impuesto sobre el patrimonio está bonificado el 100% del pago del impuesto. Es decir, no se paga.

Es una postura insolidaria con el resto de España, una competencia desleal que sólo beneficia a los más ricos y perjudica al resto de autonomías. Algunas de esas personas con gran patrimonio se han trasladado a Madrid para beneficiarse de esa bonificación, lo que acarrea que su anterior autonomía de residencia deja de cobrar ese impuesto que tampoco cobra Madrid. Todos perdemos.

Por la inmoralidad y corrupción que se han observado en los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, no sorprende su falta de solidaridad con el resto de España. Dicen defender a España pero la perjudican al recaudar menos. Esa parece ser también la senda de Cristina Cifuentes y de Ciudadanos en la comunidad de Madrid.

Cuando se les pregunta por qué han renunciado al impuesto sobre el patrimonio, exponen razones para mantener esa bonificación, pero todas son falsas:

  • Pretenden que la supresión beneficia a la clase media. FALSO. En Madrid solo afecta al 0,2% más acaudalado de la población.
  • Dicen que ya no se aplica en Europa. FALSO. En 7 países de la Europa de los 15 mantienen el impuesto (entre ellos Francia e Italia).
  • Aseguran que si se paga el impuesto de patrimonio hay una doble imposición, se paga dos veces. FALSO pues no consideran que sea doble imposición el IVA que se paga con los ingresos del salario por el que se paga IRPF y luego se paga IVA en cada compra.
  • Cuentan que se paga el IBI (impuesto sobre bienes inmuebles) dos veces. FALSO. La mayoría de propiedades de los afectados por el impuesto son valores de todo tipo (72%), no bienes inmuebles.
  • Arguyen que ese impuesto se ha eliminado en Europa: FALSO. Desde 2008 no se ha eliminado el impuesto sobre el patrimonio en ningún país europeo. El último en eliminarlo fue Suecia en 2008, hace casi una década
  • Y falsean al afirmar que apenas se recauda con este impuesto. FALSO. La Comunidad de Madrid recaudaría más de 800 millones de euros anuales.

El PP considera que, si se trasladan grandes fortunas a Madrid, para no pagar el impuesto sobre patrimonio, recaudarán más por otros impuestos (como el IRPF) que por patrimonio, pero no es verdad. Por otro lado, una de las razones que esgrimen es que al ser un impuesto que se paga todos los años, puede penalizarles con pérdida de votos cuando hay elecciones. Absurdo porque ¿a quién van a votar las grandes fortunas más que al PP? Pero además está la cifra desconocida de donaciones de esas grandes fortunas por evitar este tipo de impuesto que en Madrid le ahorra de media 50.000€ a cada una.

Por otra parte, Madrid es la Comunidad Autónoma con tipos impositivos más bajos de España y con el 21,7% de la población en riesgo de pobreza o exclusión social; que son unas 1.387.000 personas. Más del doble de la reducción de pobreza que deberíamos alcanzar en 2020, en 3 años.

Si la postura del PP resulta insolidaria, la de Ciudadanos es, además, sorprendente. Porque el PP puede gobernar por un pacto con Ciudadanos. En ese pacto se acordaba la “oposición a la creación de nuevos impuestos” y el “compromiso de no subir el tramo autonómico del IRPF”. Eliminar la bonificación del Impuesto de Patrimonio en ningún caso sería romper el acuerdo, pues no es el IRPF y, desde luego, suprimir la bonificación del impuesto de  patrimonio no es crear un nuevo impuesto.

Además de que mantener la bonificación va contra el pacto nacional de investidura de Rajoy con Ciudadanos, que acordó “En el ámbito de la financiación autonómica, se avanzará en la armonización de tributos propios y cedidos a las CCAA para evitar discrepancias evidentes entre cargas fiscales…”

No tiene ningún sentido que sea aceptada por parte de Ciudadanos esa bonificación que hace que solo en Madrid, y no en el resto de comunidades autónomas, personas en el tramo superior de ingresos o patrimonio no abonen nada en perjuicio de los residentes en las comunidades más vulnerables. Dicho de otro modo, es muy injusto que 15.800 más ricos no paguen 800 M€ en perjuicio de 1,4 Millones de personas en riesgo de pobreza.


Miguel Gorospe | Plataforma por la Justicia Fiscal