Cómo mejorar la rentabilidad de tus ahorros sin asumir riesgos

Según el informe del Banco de España del primer trimestre de 2017, las familias españolas han alcanzado un volumen histórico en sus cuentas bancarias a la vista. 512.050 millones de euros.

Según el informe del Banco de España del primer trimestre de 2017, las familias españolas han alcanzado un volumen histórico en sus cuentas bancarias a la vista. 512.050 millones de euros. Este dato casi duplica los 275.389 que arrojaba el saldo en el año 2007, al inicio de la crisis económica. En 10 años el volumen se ha disparado un 90%.

Una parte importante de ese importe no procede de nuevos ahorros sino de traspasos de depósitos, sobre todo a partir de 2012, dada la bajísima rentabilidad que ofrecen las entidades financieras para remunerar las inversiones a plazo fijo. La rentabilidad media en aquel año estaba ligeramente por encima del 3% mientras en la actualidad está en el orden del 0,10-0,12%, suponiendo en la práctica una pérdida real de capacidad de compra.

La remuneración del ahorro ha empezado el segundo semestre del año con las mismas constantes vitales que el primero: rentabilidades muy pobres que salvo escasas excepciones no alcanzan el 1% TAE y mayoría de rebajas.

1

Hay entidades que apoyándose de forma exclusiva en las nuevas tecnologías de la banca online y en la práctica del ahorro de costes ofrecen rentabilidades del orden de la inflación, de forma que los ahorros no pierdan poder adquisitivo. Entre esas ofertas y tal como viene reconocido por numerosas webs especializadas, el Depósito Facto se sitúa entre los depósitos con mayor rentabilidad del mercado con una TAE* que llega al 1,15 % para las imposiciones de 12 meses y hasta un 1,66% TAE hasta 60 meses.

Además de su liquidación trimestral de intereses, destaca su contratación 100% online, que puede completarse en tan solo unos minutos y de manera muy sencilla, lo que ofrece rapidez y comodidad al usuario. Entre sus características mencionamos que el usuario puede constituir tantos depósitos como quiera a partir de 10.000€ y hasta 3.000.0000€, y en un periodo entre 3 y 60 meses.

La apertura de la Cuenta Facto es un proceso rápido y sencillo, con un tiempo estimado de 10-15 minutos si constituyes una cuenta de un titular. Si tu cuenta precisa son dos titulares tardarás solo unos minutos más en completar el proceso. Desde la apertura de la Cuenta Facto a la constitución del Depósito Facto se requieren aproximadamente dos días (es el tiempo en el que se tarda en recibir una transferencia desde otra de tus cuentas a la Cuenta Facto).

Tan importante como la rentabilidad, o incluso más, es el volumen de inversión que permiten los mejores depósitos del mercado. Un rendimiento inferior puede ser más interesante que otro más alto si en este último la cantidad que se puede aportar en sensiblemente más baja.

En este punto, nadie da más que Banca Farmafactoring, que permite invertir entre 10.000 y 3.000.000€. Crédit Agricole y Finantia Sofinloc llegan hasta los 500.000 euros.

2

Por otra parte, la estadística del Banco de España indica que la inversión en acciones cotizadas se ha mantenido en el último año, con un leve recorte: pasa de 145.582 millones en marzo de 2016 a 144.727 millones al cierre de marzo de 2017. Mientras, la inversión en fondos de inversión aumenta de 250.991 millones a 263.783 millones en este periodo. Y el dinero de las familias destinado a seguros también se eleva en 20.000 millones, pasando de 334.698 millones a 354.619 al cierre del primer trimestre.

En total, el dinero que las familias españolas tienen en cuentas (512.050 millones), depósitos (280.344 millones) y efectivo (66.666 millones) alcanza los 859.059 millones, un 41% del total de los 2,07 billones de riqueza financiera bruta.

Las familias son ahora más ricas que antes de la crisis, como se deduce del resultado de restar a la riqueza financiera bruta la deuda de las mismas. La riqueza financiera neta -descontando la deuda- de las familias españolas se situó en 1,34 billones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 8,5% respecto al mismo periodo de 2016 y un 3,2% más en comparación al anterior trimestre, por lo que ya equivale al 19,5% del PIB, 5,2 puntos porcentuales superior a la de marzo del año pasado, según datos del Banco de España.

De esta forma, la riqueza de los hogares se mantiene por encima de los niveles previos a la crisis económica, ya que en el primer semestre de 2007, justo antes del comienzo de la recesión, rozaba el billón de euros. Esto pone de manifiesto que las familias han aprovechado los años de crisis para reducir su deuda y elevar su riqueza.

Por su parte, la deuda de los hogares se situó al finalizar el cuarto trimestre en 768.391 millones de euros, un 0,3% menos respecto al anterior trimestre y también un 1,1% inferior a la de un año antes. La deuda de los hogares no ha dejado de caer desde el año 2010, coincidiendo con los años más duros de la crisis económica. Los activos financieros totales de las familias, antes de descontar la deuda que poseen, alcanzaron los 2,11 billones de euros entre enero y marzo, un 4,8% más que hace un año y un 1,9% más que en el cuarto trimestre de 2016.

Estos datos vienen a indicar que una mejor remuneración del ahorro y un aumento de los ingresos de los trabajadores y pensionistas supondrían un importante empujón a las expectativas económicas y a la mejora de la actividad industrial y financiera de España.

*TAE del 0,25% (0,25% TIN) para un depósito a 3 meses, TAE del 1,15% (1,15% TIN) para un depósito a 12 meses y TAE del 1,66% (1,65% TIN) para un depósito a 60 meses. A partir de 10.000€ y con liquidación cada 90 días. Oferta para particulares.