ENTRARÁ EN VIGOR EN 2015, AÑO ELECTORAL

La reforma fiscal del Gobierno entrará en vigor en 2015, con elecciones autonómicas y generales

La reforma deja fuera la lucha contra el fraude fiscal y el tratamiento de la riqueza patrimonial de las personas.

Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Llega el momento de bajar impuestos para todos

"Llega el momento de bajar impuestos para todos", subrayó Cristóbal Montoro al comenzar su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, tras destacar que el objetivo de la reforma fiscal, que establece un sistema tributario "más equitativo", es fortalecer el crecimiento económico, impulsar la creación de empleo y el crecimiento de la competitividad, además de favorecer el ahorro y la inversión.

Por su parte, para Soraya Sáenz de Santamaría, se trata de una reforma fiscal "estructural", que pretende "compensar los sacrificios" hechos por los ciudadanos en los años de la crisis y dinamizar el crecimiento y la creación de empleo. La vicepresidenta ha subrayado que también es objetivo de esta reforma el implantar un sistema tributario "moderno" y "más equitativo", que favorezca también el ahorro y la inversión y la competitividad. La reforma se publicará el lunes en la web del Ministerio.

El IRPF bajará una media del 12,5%

El IRPF bajará entre 2015 y 2016 una media del 12,5% para el conjunto de los contribuyentes y un promedio del 23,5% para los contribuyentes que ganan menos de 24.000 euros anuales (el 72% del total), según el anteproyecto de ley de reforma fiscal que aprobó este viernes el Consejo de Ministros. Con el nuevo diseño del impuesto, los nuevos tramos del IRPF se recortan a cinco desde los siete actuales. Así, irán del mínimo del 19% -frente al 24,75% actual- al 45% -frente al máximo del 52%-.

Entrará en vigor en 2015, año electoral

Todas las tarifas bajarán y lo harán en dos fases, una en 2015, con elecciones autonómicas y municipales y elecciones generales, y otra en 2016. Así, el primer tramo, para rentas inferiores a 12.450 euros, bajará del 24,75% al 20% en 2015 y al 19% en 2016. La que grava las rentas de entre 12.450 euros a 20.200 euros bajará al 25% en 2015 y al 24% en 2015. Para las rentas de entre 20.200 y 35.200 euros, el tipo bajará al 31% el año que viene y al 30% en 2016, mientras que en las rentas de entre 35.200 y 60.000 euros la tarifa bajará al 39% en 2015 y al 37% en 2016. Finalmente, las rentas que superan los 60.000 euros tributarán a partir de 2015 a un tipo del 47%, que bajará al 45% en 2016.

Empresas y familias numerosas, grandes beneficiados  

El Impuesto sobre Sociedades bajará al 28% en 2015 y al 25% en 2016, frente al tipo del 30% actual, mientras que las pymes podrán rebajar su gravamen hasta el 20% -frente al 25% actual- siempre que se apliquen dos deducciones de nueva creación para favorecer la autofinanciación y el endeudamiento empresarial.

Además las familias numerosas y con ascendientes con discapacidad o discapacitados a su cargo podrán cobrar por anticipado una deducción de 1.200 euros anuales en el IRPF, a razón de 100 euros mensuales, como la que actualmente perciben las madres con hijos menores de tres años.

La reforma fiscal, que hará perder al menos 7.000 millones de euros de recaudación, deja fuera la lucha contra el fraude y el tratamiento de la riqueza patrimonial de las personas.