SEGÚN DATOS PUBLICADOS POR EUROSTAT

El Estado ingresó 80.500 millones menos que la media europea en 2016

La recaudación del Estado Español ha sido del 34,1% del PIB frente al 41,3% de la media de la eurozona.

Eurostat ha publicado este jueves los ingresos fiscales y de seguridad social de los estados europeos en relación con su riqueza, su PIB, relativos a 2016. La recaudación del Estado Español ha sido del 34,1% del PIB frente al 41,3% de la media de la eurozona. De haberse aplicado unos tipos impositivos y de Seguridad Social equivalentes a la media europea, la recaudación en 2016 hubiera sido de 80.534 millones de euros más.

2

Los tres estados a quienes por su tamaño y PIB por habitante deberíamos ser más parecidos, tienen unas diferencias superiores a los 5 puntos de PIB

De los diecinueve estados de la eurozona, si excluimos a Irlanda por su dumping fiscal, solamente tienen una diferencia significativa Letonia, Lituania y Eslovaquia. Chipre y Malta tienen una diferencia de medio punto de PIB. Los tres estados a quienes por su tamaño y PIB por habitante deberíamos ser más parecidos, tienen unas diferencias superiores a los 5 puntos de PIB. El estado francés ingresa el 47,6% de su PIB, 13,5 puntos más que el estado español. Esos 13,5 puntos suponen 151 mil millones de euros de nuestro PIB. La diferencia con Italia es de 8,8 puntos, 98 mil millones de euros; con Alemania la diferencia es de 70 mil millones de euros. Portugal y Eslovenia mantienen unos ingresos del 36,9% lo que supone 2,8 puntos más

El comunicado de prensa de Eurostat llevaba como titular, como algo destacable, el hecho de que el porcentaje de ingresos sobre el PIB estuviera en ligera alza, tres décimas en la media de la Unión Europea y una décima en la eurozona. Tampoco en este sentido el comportamiento habido en nuestro Estado ha sido equiparable: en vez de aumentar tres décimas, se recortan cuatro décimas. Resulta curioso que la OCDE se ponga a hablar del riesgo de las pensiones, sin empezar dejando claro los márgenes existentes en la propia normativa y en su recaudación. La diferencia con la eurozona en cotizaciones sociales es de 3,1 puntos de porcentaje del PIB menos. Si tenemos presente que en 2016 cada punto de PIB suponía 11.185 millones de euros, la equiparación hubiera permitido mantener algo en la hucha de las pensiones con los 34.674 millones de euros que se hubieran recaudado de más.

1

Lo primero a destacar es que no existe ningún milagro económico realizado por el gobierno de Rajoy. Más bien lo contrario

También el mismo día, el jueves 7 de diciembre, Eurostat publicó los datos de la contabilidad trimestral y, por lo tanto, de la distribución de la riqueza por rentas entre la remuneración de los asalariados y el excedente empresarial. En datos anualizados, entre el tercer trimestre de 2011 y el de 2017, el PIB de la eurozona ha crecido un 13,1% frente al 6,8% que creció en el Estado; es decir, en el periodo de gobierno del PP, la riqueza ha crecido la mitad, el 52%, que en la eurozona. La remuneración de los asalariados ha crecido en la eurozona el 13,3% frente al 2% que crecieron en España; es decir, el crecimiento de los salarios ha sido el 14,7% que en la eurozona. Por su parte el excedente empresarial tuvo un crecimiento del 11,8% en la zona euro frente al 8,3% que creció en el estado español; es decir, el crecimiento fue el 70,3% de la media europea.

Lo primero a destacar es que no existe ningún milagro económico realizado por el gobierno de Rajoy. Más bien lo contrario. El crecimiento español ha sido la mitad que el europeo, el 6,8% frente al 13,1%. Pero hay una segunda conclusión muy clara: la masa salarial ha crecido en España el 14,7% de la eurozona y el excedente empresarial el 70,3%. Por cada cien euros que han crecido los salarios, el excedente empresarial ha crecido 356 euros. En Europa, por cada cien euros de crecimiento salarial, el excedente ha crecido 77 euros. Ese es el cambio de proporciones realizado por la Reforma Laboral.

Este jueves Eurostat ha dado los dos datos que definen perfectamente la política económica de este gobierno del PP. Por un lado, ha puesto en marcha una reforma laboral que ha permitido la modificación de la distribución de la riqueza entre la remuneración de los asalariados y el excedente empresarial. Por otro, ha limitado extraordinariamente la función de redistribución que se realiza con los ingresos y gastos públicos.

Estos dos aspectos son los que definen el estado social dibujado en nuestra Constitución. Se ve cómo una y otra vez este gobierno no acata la constitución, fundamentalmente en el orden social. ¿Por qué no es perseguido por la fiscalía de la misma manera que lo ha hecho con el gobierno catalán? ¿Es que la desobediencia de los mandatos sociales de trabajo, prestaciones por desempleo, políticas activas de empleo, vivienda, educación y tantos otros, es menos importante que la desobediencia al Tribunal Constitucional?