Por qué los españoles se apuntan al carro de los créditos online

Según un estudio elaborado en el año 2016 en el que se analizaba al público que optaba por este tipo de créditos online, se llegó a la conclusión que en España quienes más lo solicitan son personas de menos de 50 años.

Pixabay
Pixabay

En los últimos años, en concreto a partir del 2008 (momento en el que empezó la crisis económica en España) la financiación a través de créditos inmediatos online comenzó a verse como una alternativa más que viable entre la población, frente a la solicitud de créditos o préstamos bancarios que requerían de más tiempo en el trámite y, por supuesto, de más papeleo a aportar para una posible concesión. Pese a que la salida de la crisis parece ser ahora mucho más patente y los últimos estudios llevados a cabo por el Instituto Nacional de Estadística (INE) así lo corroboran -el consumo privado aumentó ya en 2016 un 3%-, aún hay muchas personas que requieren de una ayuda extra para llegar a final de mes en un momento puntual o para poder hacer frente a un gasto imprevisto. De hecho, la tendencia viene marcada por lo que se ha venido a denominar como endeudamiento sostenible el cual representa una deuda que se contrae en un momento determinado con el objetivo de sacarle una mayor rentabilidad en un futuro próximo, como ocurre con los nuevos empresarios que, en un principio, requieren de una inversión para después cosechar sus beneficios.

Según un estudio elaborado en el año 2016 en el que se analizaba al público que optaba por este tipo de créditos online, se llegó a la conclusión que en España quienes más lo solicitan (hasta un 80%) son personas de menos de 50 años. En realidad, tampoco resulta tan extraño este dato si se piensa que la población más envejecida es la que tiene menos acceso a Internet y un menor conocimiento de informática para poder acceder a ellos, ya que todo el trámite se hace a través de la Red.

Precisamente el hecho de que todo se pueda hacer de forma online, sin tener que llevar a cabo desplazamiento alguno, es uno de los motivos por los que los españoles han decidido optar por los créditos rápidos.

A esto hay que sumar que todo el trámite se puede realizar en tan sólo unos minutos ya que lo único que hay que indicar es la cantidad de dinero que se desea, el plazo de devolución que se estima más conveniente y rellenar un breve formulario que contiene la información básica del solicitante, así como la cuenta bancaria donde se desea se haga efectivo el préstamo de dinero.

Su éxito también radica en que para obtener una respuesta no hace falta una larga espera. De hecho, en tan sólo unos minutos se puede saber si la respuesta es negativa o positiva y disponer de ese dinero para lo que cada uno desee, sin tener que dar más explicaciones, algo que sí que requieren las entidades bancarias tradicionales.

Los créditos online han conseguido hacerse con el público español porque han sabido ver la necesidad de éste y se han adaptado a él con garantías, rapidez, sencillez y sin tener que aportar un importante número de documentos o contar con un aval, requisitos que normalmente sí que pide la banca.