DESDE COMIENZOS DE 2010

España ha perdido 30.000 autónomos con menos de 30 años desde comienzos de 2010

Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), sólo un ambicioso Plan de Apoyo a los Emprendedores Jóvenes podría cambiar esta situación.

De los análisis realizados por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) a partir de los datos del Registro de la Seguridad Social se deduce que en algo más de dos años, desde comienzos de 2010 al II Trimestre de 2012, nuestro país ha perdido casi 30.000 trabajadores autónomos con menos de 30 años. El número de autónomos con esa edad es hoy de 226.619, mientras que en el I Trimestre de 2010 era de 256.193.

Una de las características en la evolución del trabajo autónomo en España en la última década había sido precisamente el aumento de autónomos jóvenes que se incorporaban cada vez con menos edad a la actividad emprendedora. “La crisis ha hecho cambiar esta tendencia –señala el secretario general de UPTA España, Sebastián Reyna- y hoy los jóvenes son los que menos crecen y más abandonan la actividad emprendedora”.

El único dato positivo en esta tendencia es que en el último trimestre de 2012 ha habido un primer tímido aumento de 2.000 autónomos jóvenes con respecto al primer trimestre de este mismo año.

En el último año son los hombres jóvenes los que más han disminuido, 5,50%, frente a las mujeres que descienden en un 3,25%.

La Comunidad con más autónomos jóvenes es Andalucía, con 41.924, seguida de Cataluña con 36.240 y Valencia con 24.541. Es significativo el escaso número de autónomos con menos de 30 años en Madrid, que ocupa el cuarto lugar con 23.819, y además pierde más de 3.000 en un solo año desde el primer trimestre de 2011.

UPTA considera que es muy significativo que siendo el colectivo de los menores de 30 años los que más apoyo reciben de las Administraciones Públicas, sean sin embargo el colectivo que más desciende. “Ni las mejores condiciones en el acceso a la capitalización de la prestación por desempleo, ni las bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social han conseguido cambiar esta tendencia a la baja en estos dos últimos años”, asegura Reyna.

Por esta razón, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos considera imprescindible analizar la puesta en marcha de un Plan de apoyo a los emprendedores jóvenes que resuelva particularmente el acceso a la financiación y a la asistencia técnica en la puesta en marcha de nuevos negocios, “así como cambios en la política económica para dirigirla definitivamente hacia el crecimiento y el desarrollo”, concluye el secretario general de la organización.