Los donantes a la sanidad pública pueden ahorrarse hasta un 40% en el pago de impuestos, según Gestha

"Se matiza el ánimo caritativo de los donantes por las ventajas fiscales", según los Técnicos del Ministerio de Hacienda.

El donante recupera la ventaja fiscal y la cantidad neta realmente donada es menor, señala Gestha

Las personas o entidades privadas que realizan donaciones para financiar la Sanidad Pública pueden ahorrarse entre un 35% y un 40% en el pago de impuestos, respectivamente, según los cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ante la polémica que ha saltado a los medios por las opiniones de rechazo al ánimo caritativo de algunos donantes realizadas por asociaciones en defensa de la Sanidad.

En concreto, Gestha señala que si la donación se realiza a la misma Fundación u ONG, las ventajas fiscales pueden llegar al 35%, en el caso de las personas físicas, y hasta el 40%, en el caso de una entidad sometida al Impuesto de Sociedades. De este modo, el donante recupera la ventaja fiscal y la cantidad neta realmente donada es menor.

Por ello, a juicio de Gestha, este tipo de ventajas fiscales a la hora de hacer donaciones matiza (aunque no anula) el ánimo caritativo y la propia cantidad donada, pues finalmente el donante recuperará la donación mediante el ahorro que tiene a la hora de pagar impuestos.

Cuadro 1. Las ventajas fiscales de las donaciones

cuadro donaciones gestha

Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha

Fuente: Gestha