IPC DE OCTUBRE

Los dividendos que las empresas reparten a sus accionistas crecen siete veces más que los salarios

Los dividendos empresariales se incrementaron en el primer semestre de 2017 un 10,1% y se sitúan en 33.729 millones.

Los salarios pactados en convenio pierden siete décimas de poder de compra hasta octubre y las pensiones 1,8 puntos, mientras que los beneficios empresariales ya superan su nivel previo a la crisis

Los precios de consumo aumentaron un 2,1% en media hasta octubre, mientras que los salarios pactados en convenio suben un 1,4% de media hasta octubre, acumulando una pérdida de poder adquisitivo de siete décimas y de 1,8 puntos en el caso de las pensiones, cuya revalorización fue del 0,25%.

Estos son los datos obtenidos a partir del IPC de octubre por CCOO y que ponen de manifiesto fuerte pérdida de poder de compra de los salarios que contrasta con el crecimiento de los dividendos empresariales (rentas distribuidas de las sociedades no financieras) que en el primer semestre de 2017 se incrementan un 10,1% y se sitúan en 33.729 millones.

Según el informe elaborado por el sindicato, los dividendos que las empresas reparten entre sus accionistas están creciendo siete veces más que los salarios pactados en la negociación colectiva. “La economía está creciendo, se han recuperado ya los niveles previos a la recesión, pero la recuperación está muy desigualmente repartida. Mientras que beneficios empresariales y dividendos superan ya los niveles previos a crisis, el empleo no se ha recuperado”, denuncia CCOO.

IPC

Esta evolución negativa se explica por “la cerrazón de las organizaciones empresariales a permitir que los trabajadores participen de la prosperidad de las empresas, por una reforma laboral diseñada para devaluar los salarios y cuya presión se mantiene también durante la recuperación, por una política económica que prioriza la amortización de la deuda de las empresas a la rebaja del desempleo, y por la falta de un presupuesto público que impulse el crecimiento económico”.

CCOO sigue reivindicando subidas salariales por encima del IPC, “a pesar del bloqueo” de las organizaciones empresariales a negociar el AENC. “La ganancia de poder de compra de los salarios y su participación en las mejoras de productividad son imprescindibles para consolidar el crecimiento, recortar más rápidamente el paro y reducir la elevada desigualdad”, concluye el sindicato.