CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Cómo deben declarar a Hacienda sus ingresos los bloggers y youtubers?

Mientras el común de los trabajadores ajusta sus cuentas con el fisco, la sociedad se pregunta si estos creadores de tendencias en la red también lo hacen.

Cualquier actividad que genera un beneficio, por mínimo que sea, está sujeta a tributación

Son los oficios de moda. Bloggers, youtubers, influencers… El apogeo de las redes sociales ha creado nuevas profesiones por la que algunas personas están logrando ingresos considerables que han hecho saltar las alarmas de la opinión pública en plena campaña de la renta. Mientras el común de los trabajadores ajusta sus cuentas con el fisco, la sociedad se pregunta si estos creadores de tendencias en la red también lo hacen.

La respuesta es que, como cualquier otra persona que realiza actividades económicas, deben hacerlo. Cualquier actividad que genera un beneficio, por mínimo que sea, está sujeta a tributación. Por lo tanto, las colaboraciones que hacen estos influencers con distintas marcas, siempre que sean pagadas, deben tributar. Como se trata de personas físicas, deberán tributar estos ingresos por IRPF y, en su caso, facturar por IVA, con las consiguientes obligaciones formales que ello conlleva, incluido el alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

Realmente, los ingresos que tienen estos profesionales digitales son por publicidad, y eso es precisamente lo que deben declarar como actividades económicas. Pero no hay que olvidar que en muchas ocasiones los bloggers y youtubers reciben tan solo una compensación en forma de regalo. En estos casos, si se trata de regalos de poco valor, es más complicado hacerlos pasar por Hacienda, sobre todo si se trata de libros, videojuegos o discos de música.

Por ello, desde Gestha queremos dejar claro que estas actividades sí se deben declarar y sí que empiezan a estar bajo el control de la Agencia Tributaria, que precisamente en los planes de actuación de los últimos años ha incluido acciones destinadas a un mayor control de estas actividades económicas que se generan en las plataformas de Internet.

El ejemplo más claro del control que se está haciendo en este sentido es el de las plataformas de alquiler vacacional. El pasado año, la Agencia Tributaria incluyó un aviso en el nuevo sistema Renta Web para que las personas que poseen pisos que anuncian en estas webs de alquiler no olvidaran incluir sus ingresos por esta actividad en la declaración de la renta.

Por lo tanto, el cambio social que se está generando desde las redes sociales no es ajeno a Hacienda, y los esfuerzos se dirigen a controlar todas estas actividades que nacen bajo el paraguas de Internet, donde además es más fácil seguir el rastro a estos influencers en caso de que no cumplan con sus obligaciones fiscales.

 

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)