CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Cuántas mujeres ocupan los puestos mejor remunerados en España?

Solo dos de cada diez mujeres logra acceder a un puesto directivo o de mando principal en una empresa.

La mayoría de mujeres no llega ni a mileurista, pues se concentra en la escala de unos ingresos medios de 11.377 euros al año

El pasado día 8 de marzo se celebró el Día Mundial de la Mujer, una jornada en la que se denuncia la desigualdad que siguen viviendo a día de hoy las mujeres en muchos ámbitos y en la que se reivindica la necesidad de avanzar para alcanzar algo que debería ser normal en el año 2017: la igualdad plena entre todas las personas. Pero las diferencias siguen siendo grandes, sobre todo en el ámbito laboral.

La brecha salarial y el techo de cristal no son ningún mito; existen. Y Gestha así lo evidencia en su estudio ‘Brecha salarial y techo de cristal tienen nombre de mujer’, que arrancó en 2016 y que sirve para poner sobre la mesa la realidad del mercado laboral español. Según los cálculos de los Técnicos de Hacienda, actualmente las mujeres cobran 4.636 euros menos de media al año que los hombres, lo que supone casi un tercio menos.

Pero si hay una escala salarial en la que se nota la brecha es en la más alta, en la de ingresos medios de 135.796 euros al año. Es ahí donde se comprueba que el techo de cristal no es ninguna invención feminista, pues según los datos de Gestha, a partir de las estadísticas de la Agencia Tributaria (AEAT), solo el 19% de quienes perciben este salario son mujeres. Es decir, solo dos de cada diez logra acceder a un puesto directivo o de mando principal en una empresa –que son los que suelen tener estos sueldos tan elevados-.

De hecho, la mayoría de mujeres no llega ni a mileurista, pues se concentra en la escala de unos ingresos medios de 11.377 euros al año –el 53% del total son mujeres-. A partir de esa cifra, su presencia se reduce a medida que los salarios van subiendo. Además, cuanto más mayores, más se ensancha la brecha respecto a los hombres. A partir de los 36 años, la diferencia de salario frente a los hombres escala del 16% al 25%, hasta alcanzar el 34,2% a las puertas de la jubilación –entre 55 y 64 años-.

Estos datos muestran cómo, a pesar de que en los últimos diez años la presencia de las mujeres en el mercado laboral se ha incrementado un 4,27%, no se está logrando alcanzar la igualdad. De hecho, la brecha, que traía una tendencia a la baja –en los últimos diez años se había reducido un 15%- lleva dos años estancada en el umbral de los 4.600 euros de media. Por ello, en una sociedad cada vez más avanzada es paradójico que se sigan dando estas diferencias, que destapan que de cara a la galería todos abrazamos la igualdad, aunque de puertas para dentro la realidad es otra.

 

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)