CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Por qué conviene dedicar un tiempo a las deducciones autonómicas?

Las prisas al presentar la declaración puede suponer perder importantes deducciones por el camino.

Apenas queda un mes para finalice el plazo para presentar el borrador de la declaración de la renta, por lo que conviene ir cerrando este trámite con el tiempo suficiente para que no se haga a última hora deprisa y corriendo. ¿Por qué? Porque las prisas al presentar la declaración puede suponer perder importantes deducciones por el camino.

Por ejemplo, las deducciones autonómicas. Cada comunidad autónoma tiene aprobada sus propias deducciones sobre diversas actividades que se incentivan, y la mayoría de los ciudadanos las desconoce porque son numerosas y difieren mucho de una región a otra. Pero merece la pena dedicar un poco de tiempo informándose de los requisitos de esas deducciones en la respectiva comunidad para modificar el borrador si se tiene derecho a alguna de ellas, por lo que ese tiempo suele verse recompensado.

En la mayoría de los casos, esas deducciones autonómicas suelen ser distintas de las estatales, como es el caso de la deducción por alquiler de vivienda en la mayoría de comunidades, lo que muchas veces puede marcar la diferencia entre una declaración con el resultado a pagar o a devolver. Igualmente, existen otras que suelen ser desconocidas y que también pueden cambiar el importe o el signo de la declaración.

Por citar algunas deducciones destacadas, en Aragón existe una deducción de 500 euros por el nacimiento o adopción de un tercer hijo y sucesivos, o de 600 euros para todos los hijos que nazcan en una familia con una base imponible menos mínimo personal y de descendientes inferior a 35.000 euros. En Baleares se pueden deducir el 15% quienes tengan gastos extraescolares en el estudio de un idioma extranjero, al igual que en Madrid que se extiende además a otras actividades.

Por su parte, en Cataluña ‘premian’ el ser un “ángel inversor” en entidades nuevas o de reciente creación o el pago de intereses de préstamos para los estudios de máster y doctorado, mientras que en Galicia existen deducciones por gastos dirigidos al uso de nuevas tecnologías en el hogar.

De este modo, vemos cómo vale la pena leer el índice del amplio catálogo de las distintas desgravaciones que aplica la autonomía donde se reside y detenerse un rato para verificar si cumple los requisitos. Por lo tanto, quienes aún no hayan hecho la declaración tienen algo menos de un mes para ponerse al día y disfrutar de alguna de estas deducciones. 

 

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)