Cercenar el derecho de huelga, próximo objetivo de la CEOE

La cúpula empresarial quiere ir más allá en la reforma laboral aprobada por el Gobierno y actuará de lobby de presión en el trámite parlamentario. El presidente de la patronal, Juan Rosell, asegura que aún se necesitarán más cambios en el futuro y que esta no será la última.

| 15 Febrero 2012 - 19:41 h.

"los empresarios necesitábamos quitarnos de encima la rigidez que teníamos para contratar"

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha asegurado que "el Gobierno ha cogido el toro por los cuernos en las últimas semanas", al culminar con una reforma laboral que, en su opinión, podría generar empleo "en el medio plazo", un proceso de reformas estructurales que debería servir para sacar a la economía española de la actual situación de "emergencia".

Si bien, ya ha avanzado que esta "modernización" del mercado laboral requerirá "cambios" en el futuro y "no será la última". A corto plazo, ha dejado caer que la patronal aprovechará el trámite parlamentario para lograr algunas de las pretensiones que quedaron fuera del acuerdo de negociación colectiva con los sindicatos e intentará ir más lejos en materia de flexibilidad.

En rueda de prensa para dar cuenta de la primera reunión del Comité Ejecutivo y de la Junta Directiva tras la aprobación de la reforma laboral, Rosell ha reiterado además que la reforma laboral "va en la buena dirección" y llega en el momento "adecuado", pero no ha dado la importancia que se merecía al acuerdo bilateral sobre negociación colectiva.

Rosell ha indicado que, a primera vista, no hay visos de inconstitucionalidad en la reforma laboral -posibilidad que ya han apuntado los sindicatos y el PSOE- y que debería haber ido "mucho más allá en flexibilidad" y en la simplificación de la "maraña" legal en el mercado laboral.

Además, ha señalado que habría que abordar "lo más rápidamente posible" el decreto de 1977 que regula el derecho a la huelga para que "por defender los derechos de algunos se estropeen y se machaquen los derechos de otros", y ha reiterado que los empresarios siguen esperando una rebaja de cuotas sociales.

Así pues, Rosell ha precisado que la CEOE hablará con todos los grupos parlamentarios porque hay una serie de cuestiones que "aclarar y concretar" y para que "lo que quede escrito al final del proceso quede claro para todos y para los jueces".

En cuanto a los aciertos, Rosell ha celebrado los cambios en materia de contratación y despido. Al respecto, ha confiado en que sirva para que en el futuro haya cada vez más contratos indefinidos y menos temporales, y para que se solucione la "anomalía" del 'despido exprés'. En cuanto al coste del despido, Rosell ha indicado que tras la reforma queda "en línea" con el resto de países europeos.

Por otro lado, el presidente de la patronal ha indicado que la reforma laboral "no va a crear empleo mañana por la mañana", pero que ayudará a la creación y consolidación de los puestos de trabajo "en cuanto los vientos de la economía sean más favorables". "Es muy difícil saber cuando se creará empleo, pero nos gustaría que después del verano y antes del final de año empecemos a recoger los frutos", ha sentenciado.

Durante la rueda prensa, el vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña (CEIM) ha avanzado que el Gobierno "está preparando" la próxima ley de Mutuas para reducir la "lacra" del absentismo y que estará lista "en tres meses". Por lo demás, ha señalado que es "la mayor reforma laboral de la historia". "Sin triunfalismos, pero los empresarios necesitábamos quitarnos de encima la rigidez que teníamos para contratar", ha añadido.

Por su parte, el presidente de la patronal de las pymes (Cepyme), Jesús Terciado, ha calificado la reforma de positiva, por cuanto permitirá una lucha más efectiva contra el absentismo laboral, más flexibilidad interna y "acerca" a Europa en las cuantías de las indemnizaciones por despido. "La pyme y los autónomos somos especialmente bien tratados en esta reforma laboral", ha sentenciado.

Si bien ha indicado que el límite de dos años en la ultraactividad sigue siendo "excesivo" y que su organización intentarán introducir modificaciones para reducirlo, al tiempo que intentará incluir en la reforma la reorganización de los festivos.

Vota esta noticia:
Más acciones: