La familia de Miguel Hernández lamenta que se le condene a muerte "otra vez" por rechazo del TS a revisar

La familia de Miguel Hernández ha lamentado que se condene "otra vez" a muerte al poeta tras el rechazo del Tribunal Supremo a la solicitud para revisar la sentencia que le impuso la pena capital en 1940. Esta decisión ha sido una "sombra tremenda" en la "luz brillante" que había significado la celebración del centenario para el estudio y la difusión de la obra del alicantino.
| 02 Marzo 2011 - 13:43 h.

Así lo han destacado la nuera y nieta de Hernández, Lucía Izquierdo y María José Hernández, respectivamente, que participan este sábado en Quesada en una jornada en homenaje a Josefina Manresa, esposa del poeta y natural de este municipio jiennense.

En su intervención, Izquierdo ha explicado que sabían que iba a ser "difícil", aunque no esperaban el "jarro de agua fría" por el que el TS ha rechazado la petición para poder interponer un recurso extraordinario de revisión frente a la sentencia dictada por el Consejo de Guerra Permanente número 5 de Madrid el de 18  de enero de 1940. "El centenario ha sido una luz que nos ha brillado, pero hemos tenido esta tremenda sombra que nos ha caído encima: denegarnos la anulación de la sentencia a muerte que condenó al poeta injustamente", ha afirmado.

En este sentido, su nuera ha añadido que se enviaron "todas las pruebas" requeridas y que en su día el tribunal franquista "no tuvo en cuenta para salvarle la vida", de modo que "a Miguel Hernández se le sigue condenando otra vez, por segunda vez, a muerte". En cualquier caso, ha dejado claro que no van a cejar en el intento y continuarán en el "Tribunal Constitucional a pedir amparo" o hasta Estrasburgo.

Izquierdo ha realizado estas declaraciones en el marco de la charla 'Josefina Manresa en el recuerdo', en la que ha puesto de manifiesto la importancia que tuvo la esposa del poeta a la hora de salvaguardar la obra de su marido, una labor que le hizo "pasarlo muy mal". Así, ha aludido a los "saqueos" de la Guardia Civil en la dictadura: "Lo recogía todo y lo llevaba a casa de familiares; hacían hoyos en los patios, en los corrales y escondían los panfletos; en los costales de harinas también, y con el pánico y la preocupación de que lloviera y lo que hubiese sucedido con este patrimonio", ha comentado.

UNA MUJER VALIENTE

Este y otros detalles hicieron de su suegra, según ha insistido, una "mujer valiente" que "tuvo mucha fuerza para luchar por el legado del marido, por la muerte del primer hijo y todo lo que le sucedió después", pero que tras el fallecimiento del segundo (esposo de Izquierdo) "tiró la toalla" ante el cáncer de mama que padecía y "casi se dejó morir".

También María José Hernández ha elogiado la figura de su abuela, como "la persona que se mantuvo en la sombra", pero que gracias a cuyos esfuerzos se "dio luz a todos los manuscritos", de los que no se podría disfrutar sin ella.

A pesar de ello, Izquierdo ha añadido que, como mantuvo en vida la quesadeña, "no tenemos a Miguel Hernández todavía en el sitio que le corresponde como poeta del pueblo, como la gran figura que es".

"No está suficientemente reconocido. Faltan aún algunos estudios y algunas biografías mucho más rigurosas y serias", ha señalado Izquierdo, quien, no obstante, ha reconocido el "empujón tremendo" que en este sentido ha supuesto la celebración del centenario del nacimiento del autor alicantino, razón por la que la familia está "muy contenta".

Vota esta noticia:
Más acciones: