DESPIDOS EN LA EMPRESA PÚBLICA TRAGSA

La exministra del PP que despide a sus trabajadores con un “recoge tus cosas, mañana no vuelves”

UGT denuncia que la empresa pública Tragsatec, con 10,4 millones de beneficio, ha despedido en su delegación de Valencia a 14 trabajadores, entre ellos, una embarazada, un padre en permiso de paternidad, una madre con reducción de jornada y un sindicalista.

Entre los trabajadores afectados hay una mujer embarazada, un padre en permiso de paternidad, una madre con reducción de jornada y un sindicalista

El pasado martes, 25 de abril, la empresa pública Tragsatec (integrada en el Grupo Tragsa y especializada en ingeniería, consultoría y asistencia técnica en materias agrícola, ganadera, forestal y medioambiental) despidió a 14 trabajadoras y trabajadores de su delegación de Valencia, según informa en un comunicado UGT.

El motivo esgrimido por la empresa es la falta de formalización de una encomienda del Gobierno Valenciano que finalizó en febrero de 2017 y que, sin embargo, ha sido prorrogada durante nueve meses más. A pesar de la prórroga, la presidenta de la compañía y exministra del PP, Elvira Rodríguez*, ha decidido unilateralmente dar por finalizados los trabajos que se venían desarrollando en el marco de esta encomienda y ha ejecutado 14 despidos.

Entre las personas afectadas se encuentran una mujer embarazada, un padre en permiso de paternidad, una madre con reducción de jornada y un representante de los trabajadores. La empresa ha dado las cartas de despido sin ningún preaviso, con frases del tipo “recoge tus cosas, mañana no vuelves”, señala el sindicato en un comunicado.

elvira-rodriguez-dentroLos despidos afectan a trabajadores del departamento de informática: programadores, analistas-programadores y analistas. Se da la circunstancia de que en otras delegaciones, como la de Madrid, están contratando estos perfiles. De hecho, durante los últimos meses, la empresa ha reconocido contar con un plan de recolocaciones para el personal despedido, asegurando que eran perfiles demandados en otras delegaciones y se podrían transferir trabajos sin problema.

La prórroga que la Generalitat Valenciana comunicó a Tragsatec fue aceptada por la empresa en el primer momento, tal y como informó ésta al personal afectado. Sin embargo, "en un giro inesperado e inexplicable de los acontecimientos, la presidenta Elvira Rodríguez (en la imagen), decidió, personalmente, dar por finalizados los trabajos y ejecutar los despidos", denuncia el sindicato.

Una empresa en beneficios

Desde noviembre de 2016 se han llevado a cabo protestas y movilizaciones en las sedes de las consellerías de la Generalitat Valenciana. Desde UGT se ha mantenido contacto con los distintos grupos políticos tanto a nivel autonómico como a nivel nacional (Congreso de los Diputados).

A finales del 2013 el Grupo Tragsa presentó el que hasta ahora ha sido el mayor ERE del sector público. Una de las delegaciones más afectadas por el ERE fue precisamente la valenciana. Tras dos años de lucha en las calles y en los juzgados, el Tribunal Supremo declaró el ERE ajustado a derecho. Sin embargo, a día de hoy, muchos de los despidos han sido declarados nulos por los juzgados de primera instancia.

Tras la ejecución del ERE y el sufrimiento personal causado en la mayoría de los casos, Tragsatec cerró el ejercicio 2016 con un beneficio de 10,4 millones de euros y el primer trimestre de 2017 ha hecho su cierre parcial con otros 2,7 millones. El grupo acumula en reservas más de 132 millones de euros. La delegación de Tragsatec-Valencia, con más del 15% en margen de beneficios, ocupa el segundo lugar en importancia dentro de la estructura de la empresa. 


*Elvira Rodríguez dirige desde febrero de 2017 Tragsa, una compañía pública participada al 51% por SEPI. Fue presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de 2012 a 2016.2 Miembro del Partido Popular, fue diputada por Murcia y ministra de Medio Ambiente, además de presidenta de la Asamblea de Madrid en la IX Legislatura.