EXIGEN EL CUMPLIMIENTO DE LAS SENTENCIAS

Trabajadores de Coca Cola: “Nos tienen moviendo cajas y botellas vacías en la fábrica”

La empresa pretende modificar las condiciones laborales utilizando el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Trabajadores de Fuenlabrada han visto reducido su sueldo bruto en 300 euros desde que fueron readmitidos.

Trabajadores de la planta de Coca-Cola de Fuenlabrada han vuelto a manifestarse este martes para exigir el cumplimiento de las resoluciones judiciales por parte de la multinacional al considerar que la empresa embotelladora Coca-Cola Iberian Partners sigue sin cumplir la sentencia ratificada por el Tribunal Supremo y por la Audiencia Nacional tras el ERE que afectó a más de un millar de trabajadores en España y que fue declarado nulo por los tribunales.

La Audiencia Nacional avaló en un auto dictado en septiembre de 2015 la reapertura de la planta como Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL). Sin embargo, los trabajadores afirman que dicha sentencia sigue sin cumplirse tal y como corroboró la Inspección de Trabajo en junio de este año. Tanto es así, que durante el año trascurrido desde la reapertura de la fábrica, los trabajadores (alrededor de 180) han estado “sin trabajo efectivo”, ocupándose básicamente de “mover cajas y botellas vacías” y alejados del centro logístico y productivo.

Cambios en funciones, jornadas y salarios de los trabajadores

En la práctica, a muchos ya se les han variado sus condiciones de trabajo pasando por ejemplo de un puesto de administrativo a uno de ‘operario carretillero’. Además, Iberian Partners ha modificado los turnos estipulados en el convenio colectivo (de mañana, tarde y noche) lo que ha supuesto una pérdida de alrededor de 300 euros mensuales brutos al suprimirse los complementos por nocturnidad. La rebaja de las nóminas también ha afectado de forma indirecta a otros derechos como la pérdida de hasta un 4% referente al fondo de pensiones también estipulado en convenio.

Pues bien, ahora, en una nueva “huida hacia delante”, según denuncia el presidente del Comité de Empresa, Juan Carlos Asenjo, "la empresa pretende modificar sustancialmente las condiciones, utilizando el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores". Así se lo ha hecho saber a sus empleados en una carta remitida el pasado 31 de octubre y a la que ha tenido acceso este periódico.

carta1

Extracto de la carta remitida a los trabajadores

“Estamos ante un fraude de ley”, señala Asenjo a Nuevatribuna, no solo por el incumplimiento de las sentencias sino también por la propia inaplicabilidad del convenio colectivo. El delegado sindical denuncia la “agresión y maltrato psicológico continuado” al que están siendo sometidos. Según señala, el objetivo de la empresa es que “cunda el desánimo” y que los trabajadores acaben por aceptar el despido.

Los sindicatos advierten de que la huelga y las protestas continuarán a la espera del recurso de casación presentado en el Supremo al entender que la embotelladora vulnera derechos fundamentales de los trabajadores de su planta de Fuenlabrada a la hora de cumplir la citada sentencia.

estatuto