PESE A CONCENTRAR EL 80% DEL PODER DE CONSUMO

Sólo el 14% de las mujeres llega a los consejos de administración de las empresas

Luis Tamayo (Ouishare) incide en que “debemos trabajar en una economía en red frente a un sistema jerárquico y completamente vertical”.

¿Por qué cuesta tanto el acceso al verdadero poder? Si los hombres no se suman al pacto, dentro de 50 años estaremos igual

Según Mercedes Wullich, directora de Mujeres&Cia, enmarcado en la información acerca de la mujer como motor de cambio económico, “sólo el 14% de las mujeres llega a puestos de relevancia en los consejos de administración de las empresas, y el 22%, a puestos directivos, pese a concentrar el 80% del poder de consumo”. El consumo minorista, entendido como el que se enmarca en el comercio, supone actualmente una aportación al Producto Interior Bruto (PIB) del 20% en 2014, y alcanza los 204.260 millones de euros según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). “¿Por qué cuesta tanto el acceso al verdadero poder? Si los hombres no se suman al pacto, dentro de 50 años estaremos igual", ha vaticinado Wullich.

Wullich ha arrojado estos datos en la jornada ‘La organización (o no) de la sociedad del futuro’, celebrada en en el marco de los eventos realizados con la colaboración de la Fundación Empresa y Sociedad y el Foro Global de Nueva Economía e Innovación Social (NESI Forum), que se celebrará en Málaga entre el 19 y el 22 de abril con el objetivo de promover la evolución de la economía y situar a la persona en el centro de ésta.

Este foro y los eventos enmarcados en él tratarán los nuevos movimientos económicos como la economía colaborativa, la economía verde o la economía azul, entre otros, como alternativa a las dinámicas actuales.

En el evento, Francisco Abad, fundador de Empresa y Sociedad, en calidad de moderador, ha destacado el papel de las personas a la hora de transformar la economía frente a las organizaciones: “Todos usamos infinitamente más tecnología a nivel privado que en el trabajo o en las organizaciones con las que nos relacionamos, aunque son ellas las que presumen de innovación”. Asimismo, ha asegurado que “conseguiremos antes que ellas que convivan una sociedad tecnológica y envejecida, individualista y colaborativa, disruptiva y tradicional, robótica y humana, mitómana e iconoclasta, con y sin trabajo... Un caos organizativo, o no”.

Enrique Arnanz, presidente de Fundación Esplai Ciudadanía Comprometida, una plataforma enmarcada en el apoyo al Tercer Sector de la mano de una sociedad involucrada en el cambio de paradigmas sociales, puso en valor los cambios que se están produciendo en los últimos años en el ámbito social e institucional y las crisis que han sobrevenido en el ámbito político, económico y social: “Nos encontramos en una situación de pobreza cívica y ciudadana en un contexto en el que debemos desarrollar un sentido de pertenencia y una identidad en un mundo supranacional y colectivo, que se preocupe más por lo común”, ha comentado. “Para hacer frente a las situaciones de crisis actuales, debemos situarnos en un punto de vista colaborativo y preocupado por los demás cambiando nuestros modelos de trabajo, relaciones y familia”, ha añadido.

Debemos acostumbrarnos a trabajar en una economía en red frente a un sistema jerárquico y completamente vertical, porque la sociedad ya no funciona como antes

Por su parte, Luis Tamayo, conector de la plataforma de economía colaborativa Ouishare destacó como factor crucial que las empresas tengan no sólo un balance financiero sino una medición de su impacto ambiental y social positivo. Además, ha dejado claro en la jornada que “debemos acostumbrarnos a trabajar en una economía en red frente a un sistema jerárquico y completamente vertical, porque la sociedad ya no funciona como antes”. En el mismo sentido, ha destacado que, “hay que tener en cuenta que la generación de ‘millenials’ ya no sólo valora el sueldo a la hora de entrar en una empresa. Para ellos es importante que la organización donde van a invertir su tiempo y su talento tenga un impacto social positivo”.

También ha participado en el evento José María Becerra, jefe de Innovación Digital del Ayuntamiento de Madrid, con el objetivo de poner en valor las nuevas dinámicas de participación ciudadana en cuanto a su involucración en la sociedad. “Esto está cambiando el modo de relación de la Administración con la sociedad civil por medio de proyectos como los presupuestos participativos o la participación en proyectos educativos”, ha comentado. “cuando se cede a la ciudadanía el poder de decirle a la Administración en qué se tiene que centrar, las propuestas son solidarias y muy razonables”, ha asegurado Becerra.