SEGÚN LA ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA DEL 2º TRIMESTRE

En el Régimen General hay 1.565.912 personas que sufren doble precariedad, contrato temporal y a tiempo parcial

CCOO advierte de la precariedad del empleo, temporal y a tiempo parcial, que se crea.

Todos los datos comparados referidos a las personas trabajadoras jóvenes son negativos, con excepción de los de contratación a tiempo parcial

La Encuesta de Población Activa del 2º trimestre de este año señala que el número de personas asalariadas registró un incremento de 110.714. Sin embargo, este dato positivo tiene un reverso negativo: si se convierte el dato de horas habitualmente trabajadas en puestos de trabajo a tiempo completo, resulta que hay 203.598 personas asalariadas menos. Una diferencia que se explica por el aumento de los contratos a tiempo parcial en detrimento de los de jornada completa.   

Para la Secretaría de Empleo de CCOO, la mejora del empleo que se recoge en los datos de la EPA del 2º trimestre es más aparente que real, ya que disminuyen las personas asalariadas contratadas a tiempo completo y aumentan las contratadas a tiempo parcial. Esto explica que con un menor volumen de trabajo (hay 7,6 millones de horas menos de trabajo) aumente el número de personas asalariadas.

Con la afiliación al Régimen General ocurre algo similar. Si comparamos el dato de 2017 con el de 2011 se observa que ha aumentado la afiliación a tiempo parcial un 23%, mientras que ha disminuido la de jornada completa.

La afiliación al Régimen General muestra también que 1.565.912 personas sufren la doble precariedad, la de tener un contrato temporal, que además es a tiempo parcial, una condición laboral que se ha incrementado un 25% desde 2011.

Promedio de afiliados al Régimen general por edad, jornada y tipo de contrato en los siete primeros meses del año

Captura de pantalla 2017-08-07 a las 11.44.05
FUENTE: Seguridad Social: Afiliación media por tipo de Contrato y grupo de Edad (Los datos corresponden al Régimen General pero no incluye los Sistemas especiales Agrario y de Empleados de Hogar)

También ha empeorado la tasa de precariedad de la afiliación al Régimen General, que se sitúa en el 38,5%. Frente a las 8.374.819 personas con relación laboral estable, hay 5.235.940 personas con relación precaria.

Es destacable, por otro lado, que todos los datos comparados referidos a las personas trabajadoras jóvenes son negativos, con excepción de los de contratación a tiempo parcial. Incluso el “celebre” contrato formativo ha registrado un descenso importante; de ahí que las medidas propuestas por el Gobierno no fueran a tener incidencia más allá del efecto publicitario.

Desde el sindicato Comisiones Obreras consideran que "el empleo se ha estancado, que las reformas laborales han permitido la destrucción de empleo estable, y que el que se cree sea precario, temporal y a tiempo parcial, una situación que castiga especialmente a las personas jóvenes".