42 CONGRESO CONFEDERAL DEL SINDICATO

Méndez, ante su inminente marcha de UGT: "Me quedo con todo, con las luces y las sombras"

El secretario general de UGT apuesta por una mayor "autoexigencia" en los dirigentes sindicales para evitar un uso fraudulento de los fondos públicos.

mendez480

Lo importante no es que haya más de una candidatura, es que cuando el Congreso se cierre, se cierre de verdad

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, abandonará el cargo el próximo mes de marzo después de 22 años para "recuperar su vida privada" y tiene muy claro que de estas dos décadas al frente del sindicato "se queda con todo, con las luces y con las sombras".

"Para mí ha sido muy importante ser secretario general de UGT. Estoy en deuda eterna con el sindicato", ha dicho Méndez en una rueda de prensa en la que ha estado arropado por el secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, y el de Organización y Comunicación, José Javier Cubillo.

Méndez ha señalado que tras su marcha de la Secretaría General seguirá vinculado a UGT, pero no para desarrollar tareas dentro del sindicato. "Después de 22 años de sobreexposición pública, quiero recuperar mi vida privada", ha subrayado.

Méndez dirá adiós al cargo en el 42 Congreso Confederal de UGT, que se celebrará entre el 9 y el 12 de marzo en Madrid, con la participación de 601 delegados y bajo el lema 'La Unión en pie', una expresión con la que se quiere significar que el sindicato sigue en la lucha de los derechos laborales y sociales de los trabajadores en el marco de una situación económica "muy complicada, con nubarrones en el horizonte, en la que no se descarta la vuelta a una nueva recesión".

TRES NUEVAS Y ÚNICAS FEDERACIONES

Para Méndez, este Congreso supondrá el cierre de una etapa y la apertura de otra, pero no sólo por el cambio en la Secretaría General. En su opinión, tiene "mucha más entidad" el cambio organizativo que ha diseñado el sindicato y que culminará en la configuración de tres nuevas y únicas federaciones, muy sectorializadas, y que exigirán a su vez una reordenación de las competencias dentro de la organización.

El que pilotará esta nueva UGT no será Méndez, sino uno de los tres candidatos que han manifestado su intención de sucederle: Josep María Álvarez (UGT-Cataluña); Miguel Ángel Cilleros (Federación de Servicios Ciudadanos), y Gustavo Santana (UGT- Canarias).

Méndez no ha querido mostrar un apoyo público y explícito a ninguno de ellos y se ha limitado a señalar que para asumir cualquier cargo en la organización hace falta "capacidad y experiencia". "En la organización hay banquillo. No sólo los sexagenarios como yo tienen capacidad y experiencia, hay hombres y mujeres que las tienen en una cohorte generacional de entre 45 y 55 años e incluso por debajo, probablemente con menos experiencia, pero con capacidad", ha subrayado Méndez, que ha añadido que los tres candidatos saben ya lo que él opina.

En su opinión, que haya tres candidatos no hay que verlo con "dramatismo" ni interpretarlo como que el sindicato puede salir del Congreso debilitado y fragmentado. "Lo importante, por experiencia propia, no es que haya más de una candidatura, es que cuando el Congreso se cierre, se cierre de verdad", ha precisado.

UGT creará una Comisión de Seguimiento del Código Ético que incorporará a tres personas ajenas al sindicato

Méndez ha afirmado además que la organización ha aprendido de sus errores y que éstos no se pueden permitir cuando se gestionan recursos públicos, por lo que ha apostado por reforzar los mecanismos de control y "los niveles de autoexigencia de los dirigentes sindicales".

En este sentido, le ha dado mucha importancia a la aprobación en este 42 Congreso de una Comisión de Seguimiento del Código Ético que incorporará a tres personas ajenas al sindicato, no afiliados, que escrutarán y vigilarán el comportamiento de la UGT.

De todos modos, Méndez ha indicado que ni el caso del histórico dirigente de UGT José Ángel Fernández Villa (que se acogió a la amnistía fiscal) ni el de los fondos de formación en Andalucía "justifican una embestida mediática como la que ha sufrido UGT" en los últimos tiempos.

El programa de acción que ha elaborado el sindicato para los próximos cuatro años y que se debatirá en el 42 Congreso se centra en el empleo, la igualdad, la protección social, la flexibilización de los objetivos de déficit, el fin de la austeridad y el impulso a la industria, entre otros objetivos.