CONVOCADA POR CCOO EN PRESSPRINT

Huelga contra el ERE en la planta de impresión del Grupo PRISA

De nuevo el grupo PRISA vuelve a ajustar su perímetro afectando aquellas empresas del grupo que han demostrado su viabilidad económica y capacidad de generar rentabilidad

Foto: Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO
Foto: Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO

De nuevo el grupo PRISA vuelve a ajustar su perímetro afectando aquellas empresas del grupo que han demostrado su viabilidad económica y capacidad de generar rentabilidad para "limpiar una mala gestión desde la dirección del grupo"

CCOO convoca huelga en Pressprint los días 17, 18, 23, 25, 30 de noviembre y 2 de diciembre y una huelga indefinida a partir del 7 de diciembre. Además, habrá concentraciones en la Casa de América mañana miércoles, 15 de noviembre y el jueves 16 (a las 11 horas), coincidiendo con la reunión de accionistas del grupo. El ERE afectará a 80 personas en Madrid.

De nuevo el grupo PRISA vuelve a ajustar su perímetro afectando aquellas empresas del grupo que han demostrado su viabilidad económica y capacidad de generar rentabilidad para "limpiar una mala gestión desde la dirección del grupo", denuncian desde el sindicato convocante.

En este caso, y sin que se tenga más información sobre la propuesta de la dirección del grupo, han comunicado al Comité de Empresa de Pressprint, la planta de impresión, un Expediente de Regulación de Empleo sin concretar cuál es su planteamiento respecto a esta unidad productiva del grupo y cómo afectará al futuro del resto de empresas del grupo.

Pressprint, cuya función principal en el grupo es la impresión de El País, AS y Cinco Días, va a sufrir el tercer reajuste de empleo en un periodo de 5 años, en la actualidad cuenta con 80 trabajadores en Madrid. En el año 2012 plantearon el primer despido colectivo y en el 2015 el segundo. Dada la actual composición de la plantilla en la empresa, 60 trabajadores fijos más una veintena de trabajadores eventuales, cualquier ajuste en la misma impediría la salida en papel de los diarios citados, puesto que para mantener la impresión de todos los productos son necesarias todas las personas que la componen.

Una vez más, "los grandes grupos empresariales intentan, con ventas y cierres de centros de trabajo, ajustar sus resultados económicos en un ejercicio concreto sin garantizar la viabilidad empresarial a largo plazo. Son los trabajadores y trabajadoras quienes sufren las consecuencias finales de estas reorganizaciones sin que en ningún caso se planteen, por parte de la dirección de Prisa, planes estratégicos que garanticen el futuro del propio negocio y de los puestos de trabajo", concluyen desde CCOO.