SEGÚN EL ÚLTIMO ESTUDIO DE UNICEF

España, cuarto país de la OCDE en el que más niños viven en hogares sin empleo

España ocupa el puesto 21 en el ranking global de los 41 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los llamados 'países ricos', en materia de bienestar infantil

"España es el cuarto país con mayor proporción de niños que viven en hogares en los que todos sus miembros están desempleados: un 14,3%, frente al 9% de media de la OCDE. Solo nos superan Hungría, Irlanda y Nueva Zelanda"

España ocupa el puesto 21 en el ranking global de los 41 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los llamados 'países ricos', en materia de bienestar infantil, según el informe 'Construir el futuro. Los niños y los Objetivos de Desarrollo Sostenible', hecho público por Unicef y que analiza el bienestar infantil en el contexto de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

Sin embargo, España baja al puesto 36 en el objetivo de empleo y crecimiento económico, en el cual registra el peor resultado en términos comparativos.

"España es el cuarto país con mayor proporción de niños que viven en hogares en los que todos sus miembros están desempleados: un 14,3%, frente al 9% de media de la OCDE. Solo nos superan Hungría, Irlanda y Nueva Zelanda", indicó Maite Pacheco, directora de Políticas de Infancia y Sensibilización de Unicef Comité Español.

España también se sitúa por debajo de la media en los objetivos de lucha contra la pobreza y reducción de la desigualdad, en ambos casos en el puesto 28 de 41. Este resultado es consecuencia, según Unicef, de los altos niveles de pobreza monetaria (en 2014 el 30,5% de los niños, casi tres de cada 10, vivían en pobreza relativa, 10 puntos más que la media de la OCDE) y de la escasa capacidad de las políticas sociales para reducirla.

DESIGUALDAD

España es uno de los países cuya distancia entre los ingresos del 10% de los hogares más pobres y la media nacional es mayor, tan solo superado por Bulgaria, Rumanía y México

Respecto a la desigualdad, España es uno de los países cuya distancia entre los ingresos del 10% de los hogares más pobres y la media nacional es mayor, tan solo superado por Bulgaria, Rumanía y México.

En otros objetivos España obtiene mejores resultados, y se sitúa incluso por encima de la media de la OCDE al analizar los objetivos de salud, paz y justicia, y educación de calidad, en los cuales ocupa los puestos 3, 4 y 12, respectivamente. En lo referente al ámbito educativo cabe destacar que el 71,1% de los estudiantes de 15 años consigue el nivel básico de competencias de lectura, matemáticas y ciencias.

"Estos resultados muestran que España se encuentra en medio de la tabla, por lo que debemos seguir trabajando para mejorar y lograr que todos los niños españoles tengan unas buenas condiciones de vida", afirmó Javier Martos, director ejecutivo de Unicef Comité Español. "Para ello es fundamental que la infancia esté en el centro de las políticas. Es esencial mejorar el bienestar de los niños y niñas hoy para conseguir la igualdad de oportunidades en nuestra sociedad y que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se cumplan para todos".

Por ello, Unicef Comité Español presenta este jueves a todos los partidos con representación en el Congreso el informe 'Construyendo el futuro. Infancia y Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 en España', que insiste en la necesidad de un compromiso político al más alto nivel que se traduzca en mejores políticas de infancia y una inversión suficiente para que ningún niño quede atrás y la Agenda 2030 se haga realidad.

"Debemos definir unos indicadores nacionales, autonómicos y locales claros para garantizar que España cumple los ODS y aplica la Agenda 2030 para conseguir unos buenos resultados en todos los ámbitos que implican a la infancia: salud, educación, pobreza o igualdad de género", declaró Javier Martos.

DATOS A NIVEL INTERNACIONAL

A nivel internacional, el informe 'Construir el futuro. Los niños y los Objetivos de Desarrollo Sostenible' arroja, entre otros, los siguientes resultados:

- Pobreza: uno de cada cinco niños en países ricos vive en pobreza relativa, aunque hay grandes diferencias entre países, desde uno de cada 10 en Dinamarca, Islandia y Noruega, hasta uno de cada tres en Israel y Rumanía.

- Hambre: uno de cada ocho niños en países ricos sufre inseguridad alimentaria, alcanzando hasta uno de cada cinco en Reino Unido y Estados Unidos, y uno de cada tres en México.

- Vida saludable: las tasas de mortalidad neonatal se han reducido de manera importante en la mayoría de los países, así como los suicidios de adolescentes, los embarazos precoces o el abuso de bebidas alcohólicas. No obstante, uno de cada cuatro adolescentes sufre dos o más problemas de salud mental, más de una vez a la semana.

- Educación de calidad: hasta en los países con los mejores resultados en educación, incluyendo a Japón y Finlandia, casi un quinto de los adolescentes de 15 años no consigue los niveles mínimos de competencia en lectura, matemáticas y ciencias.

- Igualdad de género: en promedio, el 14% de los adultos encuestados en 17 países ricos creen que los adolescentes varones merecen preferencia para acceder a la educación universitaria, y en la mayoría de estos países este pensamiento prevalece entre las personas del sexo masculino.