SE ABONARÁ EL PRÓXIMO 29 DE OCTUBRE

La subida en el precio de la luz permite a Endesa repartir casi 15.000 millones en dividendos

Izquierda Unida denuncia el "escandaloso reparto récord" de 14.600 millones de euros en dividendo anunciado por Endesa mientras se produce una subida del recibo de luz.

Adolfo Barrena señala que “el colmo de esta operación ‘redonda’ es que la italiana pública Enel, gracias a poseer el 92% de su filial española, se queda con los activos de ésta en Latinoamérica y, además, se lleva un total de 13.347 millones de euros en efectivo”

Izquierda Unida, a través de su responsable federal de Energía, Adolfo Barrena, denuncia el “escandaloso reparto récord” en dividendo que la compañía eléctrica Endesa, presidida por Borja de Prado, ha aprobado y comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según la notificación enviada al órgano regulador, Endesa piensa distribuir un dividendo extraordinario de seis euros por acción, a abonar el próximo 29 de octubre, para lo cual la compañía suscribirá con diversas entidades financieras un préstamo de 4.500 millones de euros y seis a través de una línea de crédito de otros 1.000 millones adicionales.

En el mismo comunicado Endesa señala que este dividendo es adicional a los 8.253 millones de euros que ya se había anunciado que se repartirán entre los accionistas como compensación por la venta de sus activos de Latinoamérica a Enel, que son precisamente los más rentables del grupo español y aportaban hasta ahora cerca de la mitad de su beneficio.

Enel, compañía propiedad del Estado italiano, decide por tanto que su filial española pague 13,8 euros por título, cantidad que incluye los dos macrodividendos. Es decir, que a los ya mencionados 8.253 millones hay que unir el segundo pago de un dividendo extra de 6.353 millones de euros, por lo que Endesa acabará repartiendo un total de 14.606 millones. Dado que Enel es dueña del 92% de Endesa, la mayoría de ese dinero acabará en la caja italiana.

A los ya mencionados 8.253 millones hay que unir el segundo pago de un dividendo extra de 6.353 millones de euros, por lo que Endesa acabará repartiendo un total de 14.606 millones

Es una operación absolutamente inmoral e inaceptable nunca conocida hasta ahora en ninguna empresa española. Y esto se produce coincidiendo con una nueva subida del recibo eléctrico que pagan los consumidores y consumidoras”.

Para el dirigente federal de IU, “la operación es ‘redonda’ y el colmo de la misma es que Endesa tiene que tomar esta decisión ‘obligada’ por la italiana Enel gracias a su propiedad del 92% de su filial española. Es decir, por una parte Enel se queda con LATAM, los activos de Endesa en Latinoamérica y, además, se lleva la inmensa mayoría del dividendo, un total de 13.347 millones de euros en efectivo, mientras que el resto irá destinado a los cerca de 170.000 accionistas minoritarios”.

Adolfo Barrena señala que “desde Izquierda Unida denunciamos que este escandaloso reparto no sólo se produzca con un recibo de la luz por las nubes, sino en el mismo momento en que Endesa niega fondos para la reindustrialización de las zonas y comarcas mineras en las que tiene intereses y centros de producción de energía, como es el caso de las comarcas mineras de Aragón”.