BENEFICIOS DEL MARKETING DE CONTENIDOS

Organizar una campaña de marketing de contenidos en ocho pasos

Desarrollar una fuerte campaña de contenidos puede convertirse en una poderosa estrategia para sentar bases sólidas en el camino al éxito. Pero, ¿por dónde empezar?

El punto fuerte de este proceso radica en la determinación del tipo de contenido más adecuado para alcanzar las metas, redoblar la tasa de conversión, fortalecer la imagen pública y por su puesto hacer crecer tu negocio o emprendimiento.

Los formatos disponibles para dar rienda suelta a tu estrategia son muchos y varían su dinámica, esto permite que selecciones aquel que mejor se ajuste a las necesidades del momento.

Beneficios del marketing de contenidos

Generar confianza es una de las claves para fidelizar a tu audiencia, publicar contenido con periodicidad demuestra una actitud comprometida con la tarea y poco a poco se notarán los cambios y un progresivo aumento en las ventas.

Es significativo recordar, que el contenido se orienta al consumidor y no al producto, de esta manera se consigue influir en la toma de decisiones del público objetivo.

Pasos para desarrollar una Campaña de Marketing de Contenidos exitosa

1. Fijar objetivos: Es fundamental tener claridad sobre los objetivos que persigue la empresa para montar una campaña que traccione con las necesidades a cubrir. No es lo mismo desear que x cantidad de personas conozcan un producto nuevo, a necesitar un aumento en la cantidad de fans en Facebook. Determina lo que tienes, lo que quieres y lo que necesitas.

2. Diferenciación: Delimita qué te diferencia de la competencia, identifica tu valor añadido y lo que le aportas al consumidor frente al producto o servicio de los demás. Explotar estos pequeños detalles puede volver más visible y atractiva a tu marca.

3. Identificar Audiencia: Concéntrate en una determinada comunidad, resulta imprescindible establecer a qué tipo de personas vas a enfocar la Campaña de Marketing de Contenidos. Una vez definidas, estudia muy bien su perfil para deducir el porqué de su afinidad con tu producto o servicio.

Algunas preguntas que pueden colaborar en ello: ¿Quiénes son? ¿En qué invierten su tiempo? ¿Qué les gusta? ¿Con qué se motivan? ¿En qué gastan?

4. Planificación: Una campaña de contenidos siempre debe tener en claro el cómo, quién, cuándo y por qué. Todo lo que se publique debe ser interesante para los lectores y amigable para los motores de búsqueda. Es importante la confección de una lista de palabras claves, la realización de sesiones de brainstorming con el equipo de trabajo y la investigación de aspectos positivos en publicaciones de referencia de otros medios.

5. Crear un calendario editorial: Lo mejor para llevar una estrategia de contenidos ordenada y a tiempo, es diseñar un calendario editorial online al que acceda todo el equipo. Esta herramienta permite no solo delimitar fechas o plazos, sino también responsabilidades y tareas.

Algunos puntos que no pueden faltar: Fecha, Autor, Idea del contenido, dónde será publicado, cuál es su estado (divulgado o en proceso), etiquetas que acompañan y la aclaración sobre si debe incluir algún llamado a la acción o no.

6. Definir los formatos: De acuerdo a tu capacidad de generación de contenidos y a las características de tu mercado es importante que selecciones con cuidado cuáles serán los soportes que considerarás. Hoy en día no solo existe el clásico artículo de blog (que nunca debe faltar), sino que se han ampliado bastante las fronteras. Ebooks, Newsletters, Infografías, Webinars y Presentaciones de SlideShare completan el abanico de posibilidades.

7. Distribución: Uno de los grandes problemas a resolver en una estrategia de contenidos es darle la visibilidad suficiente o al menos la esperada. Por esto es importante optimizar el contenido antes de su publicación y una vez en línea continuar con la distribución. Enviar emails a tu lista de suscriptores, compartirlo en los perfiles de tus redes sociales, promocionarlo en Facebook o compartirlo en comunidades de Google+. Eso sí, recuerda interactuar con tus lectores, responder sus comentarios y agradecer sus menciones.

8. Control y medición: Para saber si la estrategia llevada a cabo está funcionando o no, es necesario contar con métricas que permitan establecer la comparación: situación real versus situación esperada. La función de control y su correspondiente análisis de datos, posibilita la valorización de las actividades efectuadas y será la única herramienta que nos indicará cuándo cambiar el rumbo de nuestra campaña a tiempo.

Originar contenidos sin un horizonte claro, puede llevarte a perder tiempo y recursos valiosos, apuesta siempre a una estrategia bien precisa, apoyándote en estos pasos que hemos mencionado anteriormente.