¿Están las redes sociales de los españoles aseguradas?

La falta de cuidado a la hora de gestionar los perfiles online personales está propiciando el aumento de la  ciber-delincuencia en nuestro país.

La virtualización de la vida cotidiana ha llegado a un grado en el que todos participamos de ella y lo hacemos incluso con un notable grado de confianza. Vivimos nuestra secuencia vital a través de las redes sociales sin medir las consecuencias que ello podría acarrearnos de no tomar las medidas oportunas para preservar nuestra privacidad y nuestra propia seguridad.

A la hora de relacionarnos solemos admitir la solicitud de amistad de personas completamente desconocidas, sin pensar que no solo les estamos dando el pasaporte hacia el contenido privado de nuestras cuentas, sino que también estamos compartiendo con ellos nuestra lista de contactos.

Hemos llegado a asumir las relaciones a través de las redes sociales con tanta naturalidad que, con demasiada frecuencia, olvidamos que también a través de ellas pueden cometerse delitos y nos pueden poner en jaque nuestra propia seguridad.

unnamedDesde Prosegur han recogido en forma de infografía una serie de consejos que ayuden al usuario de las redes sociales a mantener a disminuir posibles riesgos en la privacidad en internet.

Una de las medidas primordiales se refiere especialmente a las contraseñas que debemos emplear para el acceso a nuestras cuentas de redes sociales. Deben quedar descartados todos aquellos passwords que por evidentes, como es el caso de la fecha de cumpleaños, o por debilidad, resulten sencillos y fáciles de desencriptar.

Apostemos por contraseñas fuertes y pongámosle difícil el acceso a quien busque acceder a los perfiles sociales para futuros fines delictivos.

Ahora bien, de poco servirá buscar la contraseña más enrevesada del mundo si luego aceptamos solicitudes de amistad de cualquiera. Efectivamente, este es otro de los puntos flacos por los que se cuelan los delincuentes cibernéticos. Olvida por tanto lo de incluir entre tus contactos a gente que no conoces de nada y sobre quien no dispones de ninguna referencia. Piensa que una vez aceptado, tendrá acceso a toda tu información privada y también a tu lista de contactos.

Esta podría ser la manera más sencilla de que pudieran apropiarse de información sensible y hacerte chantaje con publicar fotos o documentos comprometidos.

Frente a todo este mundo abonado para el ciberdelito, debes saber que existen pequeños gestos que puedes hacer para elevar tu nivel de seguridad y estar mucho más tranquilo. Entre ellos podemos hacer referencia al hecho de cerrar las sesiones de tus redes sociales antes de apagar el pc.

De este modo y con un gesto así de sencillo, estás evitando que la persona que utilice el ordenador después de ti pueda acceder a tu perfil en redes sociales.

Por supuesto que no está de más recordar que no debes facilitar información sobre dónde estás o si estás de vacaciones a través de las redes sociales. Evita volverte más vulnerable aportando a desconocidos información relevante sobre tu vida privada, que puede ser empleada para cometer delitos de los que tú podrías ser la víctima.

Por último, olvídate de hacer clic sobre enlaces que no te resulten familiares o te parezcan sospechosos, podrías estar dando la bienvenida a los hackers que realizan actividades como el phishing, a través de la cual te roban tus datos sensibles para realizar estafas.