Consejos para ahorrar en luz este invierno

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, aumenta considerablemente el gasto de luz y electricidad.

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, aumenta considerablemente el gasto de luz y electricidad. Aunque en verano también sube la factura de la luz por el uso de aires acondicionados, lo cierto es que es en invierno cuando más gastamos, debido a que la calefacción llega a estar encendida durante gran parte del día.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, casi el 20% de la energía que se consume en España proviene de los hogares. Por ello, es necesario tomar conciencia de las medidas que son necesarias llevar a cabo para que no aumente el gasto en energía, tan solo siguiendo una serie de hábitos en el día a día que proporciona Viaconto:

1.- Aprovechar la luz y el calor del sol.  Aunque parezca que no, el sol que entra por las ventanas del hogar calienta como si fuera la calefacción. Lo único que es importante es saber cuándo abrir y cerrar las persianas para que este calor entre en el momento adecuado y no se vaya enseguida. Hay que abrir las personas por la mañana y cerrarlas justo por la noche cuando el sol ya se ha ido, de esta forma se llega a ahorrar en la factura de la luz porque se mantiene caliente la casa durante todo el día y, por yanto, no es necesario encender la calefacción.

2.- Evita consumos innecesarios. Es importante que en la casa solo estén encendidos aquellos electrodomésticos que estemos usando en ese preciso momento o que sea indispensable para habitar en el hogar. Así pues, los aparatos que se encuentran en stand-by pueden suponer el 10% de la electricidad que se gasta en casa.

3.-Mantén una temperatura estable. Es importante mantener durante todo el día una temperatura moderada (21 grados es lo ideal) y no estar subiendo y bajando el termostato, pues estos golpes de calor pueden aumentar la factura considerablemente. Además, para no pasar frío en casa y por tanto llegar inconscientemente a subir la calefacción más de lo normal, es importante llevar abrigo adecuado.

4.-Apagar la calefacción por la noche. Como ya hemos tenido encendida la calefacción durante el día o hemos mantenido la casa caliente gracias al calor del sol, por la noche es importante no hacer un gasto innecesario de la calefacción, ya que la casa a esas horas ya se encuentra caliente. Además, por la noche el pijama, el edredón y las zapatillas de estar en casa son más que suficientes para no pasar frío.

5.- Ventilar una vez al día. Con 10 o 12 minutos de ventilación será suficiente para que se renueve el aire del hogar sin necesidad de que el calor acumulado se pierda. Aunque no queramos que la casa se enfríe, es necesario ventilarla por unos minutos porque por la noche se acumulan muchas bacterias  y esto puede provocar resfriados y gripes.

6.- No encender los radiadores de espacios que no se utilizan. En las habitaciones en las que apenas se está es importante que los radiadores no se mantengan encendidos de manera absurda.  Solo será necesario calentar las estancias en las que se va a estar y en las habitaciones vacías mantener la puerta cerrada.

7.- Utilizar bombillas de bajo consumo. Éstas son un poco más caras pero proporcionan la misma iluminación a la estancia. Sin embargo, permiten ahorrar un 80% de energía y además duran mucho más que las normales.

8.- Compara tarifas. Para ahorrar luz también es importante informarse minuciosamente acerca de las distintas tarifas y coberturas que ofrece cada compañía, ya que no todas van a ajustarse a nuestras necesidades y preferencias personales. De esta forma conseguiremos que no nos cobren más de forma innecesaria.

Mini créditos personales para hacer frente a gastos imprevistos

Siguiendo estos pasos se conseguirá ahorrar en luz este invierno. Sin embargo, muchas veces nos encontramos con facturas considerablemente hinchadas por algún pequeño descuido que a simple vista no parecía importante pero que a la larga nos ha supuesto un aumento del gasto de energía. Ante estos gastos imprevistos, muchas veces no se dispone del dinero necesario para hacerlos frente y por ello, se ofrecen mini créditos personales en Viaconto, que permiten resolver gastos de última hora y con los que no contábamos.

La mayor ventaja de los mini créditos personales es que pueden adquirirse muy fácilmente. Ya no es necesario acudir al banco para que a través de un sinfín de papeles no concedan un crédito personal, sino que con unos cuantos clic y la contestación de un formulario, se dispone del dinero en menos de dos días. Lo único que es importante y hay que tener en cuenta es que se debe ser mayor de edad, con nacionalidad y residencia en España, no pedir un préstamo superior a los 1000 euros y demostrar que se dispone de unos ingresos mensuales.

1