¿ADSL o fibra óptica?

Plantearse hoy en día un hogar sin Internet resulta de lo más extraño y, salvo algunas excepciones, es algo que, simplemente ya no se da.

Pixabay
Pixabay

Plantearse hoy en día un hogar sin Internet resulta de lo más extraño y, salvo algunas excepciones, es algo que, simplemente ya no se da. Pero el gran dilema a la hora de contratar la conexión siempre viene sobre la idea de contratar ADSL o fibra óptica. Se puede ver fácilmente que la oferta en ambos casos ha aumentado considerablemente en los últimos años y que, pese a que siempre se ha comentado que la última resultaba ser más costosa, lo cierto es que las operadoras no paran de ofrecer ofertas de fibra óptica barata. Lowi ha sido la última en sumarse a este mercado, con tarifas que incluyen internet en el móvil y llamadas desde 37 euros.

¿Pero en qué factores debemos fijarnos para saber si nos interesa un tipo de conexión u otra?

  1. Velocidad a la hora de navegar. Esto es de lo que más tiene en cuenta el usuario final porque, a precios similares, lo que se busca es poder conectarse y que la conexión resulte lo más fluida posible. En este sentido siempre le saca la delantera la fibra óptica al ADSL. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla. Mientras que cuando se contrata Internet con ADSL lo que se está pagando es una velocidad a la que se puede llegar (su máximo, por así decirlo) cuando se opta por la fibra óptica se sabe que la velocidad por la que se paga es, exactamente, aquella que se va a tener. En la era digital en la que la mayor parte de los usuarios emplea su ordenador también para intercambiar imágenes, vídeos o visualizar éstos últimos con mucha resolución, la fibra óptica representa la mejor opción porque, además, cuenta con la misma velocidad tanto para subir información como para descargarla.

  2. El uso que se le vaya a dar. Relacionado con el punto anterior está el hecho de para qué se quiere tener Internet. Si es para algo aislado y puntual como puede ser sólo el mirar el correo electrónico de vez en cuando, con el ADSL será suficiente. Pero, como veníamos comentando, lo usuarios lejos de disminuir sus actividades online las han ido aumentando con el tiempo y si lo que se busca es poder contar con paquetes de televisión y disfrutar de contenidos en HD, lo mejor pasa por hacerse con la fibra óptica.

  3. Precio. Lo veníamos comentando y sí, hasta hace no mucho la fibra óptica resultaba ser más cara, aunque siempre ha ofrecido un servicio mejor. Pero ahora, además, se puede contar con fibra óptica barata por lo que esto ya no es impedimento para poder disfrutar de Internet sin límites.

  4. Cobertura. Esto puede ser lo único que frene a la hora de elegir la fibra óptica ya que ésta no llega a todos los lugares todavía del territorio español. Esto es algo que, por suerte, está cambiando a pasos agigantados para que todo el que quiera pueda contar con esta conexión.

  5. Instalación. Sí, la fibra óptica, a diferencia del ADSL, requerirá de un técnico que lleve a cabo este trabajo pero es algo que no requiere de mucho tiempo. Así que habrá que valorar si ese rato empleado merece o no la pena teniendo en cuenta todo lo anterior.