CONSUMO RESPONSABLE Y RSE

El 90% del comercio justo en España lo copa la alimentación

Los países europeos donde el Comercio Justo genera más ingresos son: Suiza (44 euros por habitante y año) Reino Unido (32 euros) y Finlandia (29 euros).

En España el gasto medio por habitante se situó en 0,7 euros, una cifra muy inferior a la media europea (13,4 euros).

El Comercio Justo constituye un caso aparte en el Consumo Responsable siendo una modalidad de Comercio que se va asentando en nuestra sociedad. Dentro de lo que venimos considerando valores éticos incorporados al acto del consumo, el Comercio Justo, tiene un espacio propio.

Este sábado (el segundo sábado de mayo) se celebra el Día Internacional del Comercio Justo. En 2016, se celebró en España el 30 aniversario de la apertura de las dos primeras tiendas. En estas tres décadas, el Comercio Justo ha ganado presencia en nuestra sociedad, no solo en ventas, que superan los 33 millones de euros, sino también a través de campañas de sensibilización y denuncia y acciones de incidencia política.

Actualmente en España existen alrededor de 140 tiendas y puntos de venta y 12 tiendas online gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Estas conviven con otros canales de comercialización como grandes superficies, cadenas de hostelería y otros minoristas. En la década de los 90 del siglo pasado se inauguraron gran parte de las actuales tiendas.

En el año 2000 el primer análisis de ventas mostraba una facturación que apenas alcanzaba los 7 millones de euros. En 2014 ha ascendido esa cifra a 33,2 millones de euros. En estos años, la gama de productos se ha ampliado y ha cambiado el consumo: si en el año 2000 la mitad de lo que se vendía era artesanía, hoy el 90% es alimentación (café, té y azúcar con carácter preferente). No obstante, el incremento producido desde que se dispone de información, en cuanto a volumen de ventas, hay que decir que en España el gasto medio por habitante se situó en 0,7 euros, una cifra muy inferior a la media europea (13,4 euros).

Una de las posibles explicaciones podría ser porque el Comercio Justo se instauró en España hace 30 años mientras que en el resto de la Unión Europea lleva funcionando más de 50 años (desde 1964 fecha en la que se creó la primera organización de Comercio Justo en Reino Unido). Y otra podría ser la difícil situación económica por la que ha atravesado y está atravesando nuestro país. Un dato de interés: por debajo de España en cuanto a volumen de ventas de productos de comercio justo, solo se encuentran la República Checa, Letonia y Lituania. Por el contrario, los países europeos donde el Comercio Justo genera más ingresos son: Suiza (44 euros por habitante y año) Reino Unido (32 euros) y Finlandia (29 euros).

Sello Fairtrade

FairTrade-Logo.svgEn el año 2005 se constituyó en nuestro país, la Asociación del Sello de Comercio Justo, para impulsar las ventas de comercio en el territorio del estado español. Con los estándares internacionales Fairtrade y con un Consejo Independiente que emite los dictámenes de incorporación al Sello y con un logo que los consumidores pueden reconocer en las etiquetas de los productos. España se incorporó a un proceso de certificación, a través del Sello Fairtrade que posibilitó el que se introdujeran estos productos en grandes superficies y otros establecimientos, acercando de esa forma al consumidor los productos.

Teniendo en cuenta la escasez de tiendas específicas de Comercio Justo, la creación en 2005 de la Asociación del sello de comercio justo, en la actualidad –desde hace 3 años- denominada Fairtrade Ibérica, supuso un paso de gigante para que en la actualidad la cifra de ventas se haya incrementado de forma sustancial.


Extracto del artículo de María Rodríguez “El Consumo responsable y la responsabilidad social empresarial (RSE). Responsabilidades compartidas”, publicado en la Revista Distribución y Consumo (Mercvasa).

Descargar el artículo completo en PDF