JUEGO DE TRONOS

El juego de las reinas

En guerra, todo es lícito. Cualquier arma – en caso de necesidad – se puede utilizar, a pesar de provocar una muerte horrorosa, sean inocentes civiles o jurados enemigos. ¡Ojo: Spoilers!

Por Alessandro Faggiano y José Luis Torremocha Martín | La lucha sin cuartel entre Cersei Lannister y Daenerys Targaryen se ha recrudecido en las que ambas prueban sus armas más poderosas; a riesgo de perder alguna de ellas y que ello signifique la pérdida de la guerra. Y al norte, otra dama se prepara a la búsqueda del poder.

En guerra, todo es lícito. Cualquier arma – en caso de necesidad – se puede utilizar, a pesar de provocar una muerte horrorosa, sean inocentes civiles o jurados enemigos. Cersei hizo saltar por los aires el Gran Septo de Baelor y con ello sus enemigos, además de miles de ciudadanos de Desembarco del Rey. La reina rival, la máxima pretendiente al Trono de Hierro, ha decidido de utilizar – finalmente –la artillería pesada: sus dragones. Las reinas están en guerra y no se pararán hasta ver la otra caer. Como en una partida de ajedrez donde, sin embargo se sacrifica si es preciso almismísimo rey. En esta confrontación, Jon Snow, Jaimie y Tyrion Lanister, Ser Davos, Euron, Petyr Baylish, Varys, y Brandon Stark… siguen como secundarios, cada uno en su medida. Las actrices principales del juego continuarán siendo la poderosa y despiadada Cersei; la madre de los dragones, Daenerys Targaryen y, finalmente, la ya madura Sansa Stark. Quien podría ser la Reina del Norte se ha ganado la confianza de las nobles familias como  protectora de Gran Invierno y estratega a corto y medio plazo. El acercamiento con el cínico y frío calculador Petyr Baelish marcará de nuevo su transformación. La hija mayor de Eddard Stark y Catlyn Tully, instruida por Meñique, parece que haya aprovechando de las enseñanzas del proxeneta. Ambos se reconocen como amigos, y enemigos. Un juego que podría afianzar la creciente complicidad entre los dos. Probablemente resulte la mejor pareja, por su complejidad, de todo Westeros.

Las armas de las reinas: fortalezas y debilidades

A pesar de la inmensa capacidad del fuego – y nunca termino resultó más acertado - el espectador de Juego de Tronos por primera vez ha sentido como certero que los dragones no son invencibles. El arma que desarrolla Qyburn, y ofrece a la reina Cersei; por el escenario - las mazmorras adornadas por el esqueleto del dragón Balerion - y la prueba de tan poderosa lanzadera: exponen que en la batalla por el dominio de los siete reinos ni los seres más poderosos se libran de  ser vencidos. El maestro sabe que Drogon ha sido herido, lo que alienta las posibilidades de poder asesinarlo. Sin embargo, los dragones no son la única arma a disposición de la reina. También los ejércitos de los Dothrakis y de los Inmaculados se han entregado a la empresa delTrono de Hierro. Como recuerda Tyrion, “ellos luchan por un ideal”: algo muy distinto respeto a las armadas líderadas por Ser Jaime Lannister e Euron Greyjoy.

Sin embargo, el “dragón” de Cersei (es decir, su as en la manga) lleva el nombre del recién citado Euron Greyjoy. Capaz de hundir la flota de su sobrina Yara, hacer retratarse a Theon; asesinar a dos hijas de Ellaria, y entregar ésta y a otro vástago de la matriarca de Dorne para sus planes de congraciarse con Cersei. Siempre bajo la mirada de Jaimie, quien no parece haber abandonado los códigos de leal caballero que exhibió en la sexta temporada. Euron Greyjoy es el rey de los 14 mares y su flota puede llegar a cada puerto. Sin embargo, el de la Islas del Hierro sólo piensa en Euron. Como remarca el mismo banquero de Braavos - ocupado con la recuperación de los créditos maturados con los Lannister y los Baratheon – Eurones un aliado…De momento.

La fidelidad a Cersei: sigue a prueba.

¿Quién nos dejará?

Es una pregunta a la cual, quizá, no queremos responder. Sin embargo, en cada temporada hay por lo menos una “muerte de nivel”. De momento, hemos asistido al final de la noble casa Tyrell, ya condenada a la extinción por la ofensiva de Cersei (Margaery y Ser Loras murieron en la explosión del Templo de Baelor en el pirotécnico final de la sexta temporada).  Lady Olenna ha caído a manos de Ser Jaime Lannister, dejando campo libre a los leones para conseguir el tanto anhelado botín de la casa de las rosa. Sin embargo, nos esperamos por lo menos otra gran salida de escena: quedan once capítulos y pocos “grandes”. Parece que no todos tengan las mismas probabilidades de llegar hasta el final. Entre los más importantes, Tyrion podría ser él que más riesgos correrá, junto a la reina Cersei. De momento, Daenerys y Jon parecen inoxidables; sin embargo, uno de los tres hermanos Lannister podría despedirse. Ser Jaime podría ser el hombre de las profecías, y que con su mano de oro mate su misma hermana. Pero, para que Ser Jaime abra los ojos sobre la crueldad de su hermana y amante, podría necesitar de un gran shock, como la muerte de su querido hermano, Tyrion. El enano ha sido aceptado en la familia solo por Jaime, capaz de ayudarle a huir. El coste para los leones fue muy alto. El hijo renegado asesinó el padre, Lord Tywin, antes de embarcar con Varys rumboa Essos. Cersei, finalmente, tiene todas las razones para matar el hermano menor. Aún así, aunque la reina consiga su objetivo - eliminando uno de los hombres más inteligentes y sagaces de los Siete Reinos – podría causar la venganza de Jaime. En definitiva, el drama shakesperiano de los Lannister podría concretarse dentro de poco. La guerra por el Trono reclamará muy pronto la noble sangrede los Lannister, Stark o Targaryen.