TEXAS, VIRGINIA, ARIZONA Y CAROLINA DEL NORTE

El sur de Estados Unidos se prepara para una gran tormenta solar que puede azotar nuestro planeta

El sur de los Estados Unidos se prepara e intenta reforzar la protección de sus infraestructuras eléctricas para caso de una gran tormenta solar que azotase nuestro planeta.

"Podría afectar dramáticamente a nuestras vidas tal y como las conocemos", señala el proyecto de ley que tramita el Parlamento tejano.

El sur de los Estados Unidos se prepara e intenta reforzar la protección de sus infraestructuras eléctricas para caso de una gran tormenta solar que azotase nuestro planeta, o ante un hipotizable ataque EMP catastrófico contra Norteamérica.

Así junto a otros Estados del "Sur" como Arizona o Carolina del Norte. Nuevatribuna.es ha podido saber que los Estados de Texas, frontera con México, y Virginia también están tomando medidas preventivas al respecto, todos ellos siguiendo la estela del Estado de Maine en el norte.

unnamed-2

Es decir, al menos 5 de los Estados de EEUU están adoptando medidas preventivas específicas desde su propias instituciones regionales para caso de desencadenarse una gran tormenta solar o ataque EMP catastrófico que pudiese afectar a su población, para lo cual se han tramitado distintos proyectos de ley en sus respectivos Parlamentos estatales.

En el caso de Texas se trata de la iniciativa legislativa SB 1398 (consultar su texto aquí) y en el caso de Virginia de la SB 1238 (consultar su texto aquí).

En ambos casos se encomienda a sus respectivas divisiones estatales de gestión de emergencias - la "Texas Division of Emergency Management (TDEM)"y la "Virginia Department o Emergency Mangement (VDEM)" - que se adopten distintas medidas específicas para la prevención de este tipo de escenarios; medidas que van desde el estudio de los medios para incrementar la resiliencia de las infraestructuras eléctricas del Estado hasta la actualización de los planes de emergencia en centros escolares para abarcarlos junto al resto de riesgos ya definidos, como se puede constatar en sus articulados.

Desde el Observatorio del Clima Espacial de la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y el EMP (AEPCCE) han calificado toda esta ingente actividad legislativa para prevenir este fenómeno como "una confirmación más" de que lo "normal" es tomar tan en serio este riesgo natural como cualquier otro y aplicando su misma lógica preventiva, dejando desafortunados apriorismos y prejuicios de lado en la acción institucional en razón de su mero carácter "novedoso" o poco conocido todavía por muchas autoridades.