HENRY LOWE, MÉDICO JAMAICANO

Aprobado en Estados Unidos un medicamento contra el cáncer hecho de marihuana

Te explicamos el proceso y las complicaciones que tiene que sortear dicho medicamento para que pueda llegar al público.

Marihuana; fotografía de Dank Depot, CC BY-NC 2.0.
Marihuana; fotografía de Dank Depot, CC BY-NC 2.0.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estado Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) recientemente concedió la aprobación de medicamento huérfano al Chrysoeriol, medicamento basado en cannabis que se usa para tratar la leucemia mieloide aguda, que fue elaborado por el científico jamaicano, el doctor Henry Lowe.

El doctor Lowe fundó Medicanja Ltd –descrita como “la primera compañía médica de cannabis de Jamaica”– en 2013. En su distinguida junta directiva se encuentran dos exprimeros ministros y un exgobernador general.

La ley de medicamentos huérfanos de Estados Unidos le otorga un estado especial a un medicamento o producto biológico para tratar una enfermedad o condición rara tras el pedido de un patrocinador. En virtud de la ley, el doctor Lowe calificará para recibir incentivos de desarrollo, que incluyen créditos fiscales para pruebas clínicas.

Luego de presentar los hallazgos de su investigación en la Cumbre del Catalizador de Salud Mundial 2017 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard en abril de 2017, el doctor Lowe hizo su anuncio en una conferencia de prensa el 12 de julio en su centro de salud en Kingston, a la que acudieron tanto el primer ministro Andrew Holness y el ministro de Ciencia y Tecnología, doctor Andrew Wheatley.

El primer ministro felicitó al doctor Lowe, pero también introdujo un comentario de precaución cuando prometió que el Gobierno aseguraría la conformidad con las normas internacionales, “ya que el cannabis y los (medicamentos) que podrían derivarse todavía no son reconocidos en muchos países, y algunos lo siguen considerando ilegal”.

El Chrysoeriol fue desarrollado por la compañía del doctor Lowe, Flavocure Biotech LLC; ubicada en Maryland. Lowe insiste en que no permitirá que “la gran industria farmacéutica” adquiera el medicamento, pues dice que lo “dejaría varado”, a pesar de los 15 a 50 millones de dólares que esa venta lo haría ganar.

En lugar de esto, espera ganar suficiente dinero –3,5 millones de dólares para ser exactos– como para continuar su investigación y tener listo el medicamento para su venta al por menor dentro de dos o tres años. A pesar de que espera conseguir el financiamiento necesario de manera local, los bancos jamaicanos no han sido tan de ayuda como se hubiera esperado.

El ministro de Ciencia y Tecnología, doctor Andrew Wheatley, apoyó la postura del doctor Lowe, y reiteró que es importante que los jamaicanos “tengan el derecho a realizar investigaciones propias… y no se conviertan en usuarios o dueños de segunda mano de los productos”.

Sin embargo, no todos los jamaicanos están de acuerdo con esta estrategia. En Facebook, Ronnie Sutherland sugirió:

Doctor Henry Lowe, tome los 50 millones de dólares y úselos para hacer investigaciones sobre otros medicamentos o para disfrutar en la playa. Su talento está en la investigación. No tiene el capital o lo que sea necesario para llevar este medicamento al mercado. Ahí es donde están involucradas las grandes compañías farmacéuticas a las que usted se opone. Parece que quiere todo, pero podría perderlo todo en el proceso.

Por su parte, el doctor Lowe aprovechó la oportunidad para pedir más apoyo financiero para las investigaciones científicas en Jamaica, y explicó que si el país obtuviese al menos una porción de las industrias lucrativas farmacéutica y nutracéuticas globales, ayudaría al crecimiento económico. Jamaica actualmente está bastante bien con la ayuda de un acuerdo de derechos de giro cautelar del Fondo Monetario Internacional, pero todavía lucha con un crecimiento bajo.

Los jamaicanos respondieron de manera positiva a la noticia de que uno de ellos –y un científico, además– haya realizado una contribución tan importante para el tratamiento del cáncer.

Jean Lowrie-Chin, experto en relaciones públicas, comentó en un tuit:

¡Grandes noticias de nuestro brillante científico jamaicano, el doctor Henry Lowe! ¡Felicitaciones!

Por otro lado, la noticia motivó a algunos a regresar a una creencia ampliamente sostenida de que Jamaica no ha tomado las medidas necesarias para regular o beneficiarse de la marihuana (conocida localmente como ganja), ya sea médica o recreativa.

El periodista Owen James comentó:

Ha sido un largo viaje para el doctor lowe. Recuerdo vívidamente nuestra entrevista sobre los intentos de patentar otro medicamento y sobre cómo flaqueó.

La enmienda de la ley de drogas peligrosas de 2015, también conocida como la reforma de la ley de ganja, creó el marco para la despenalización de las infracciones dentro de la ley, que hizo que la posesión de menos de dos onzas de ganja fuera una infracción con multa y no un delito.

La legislación también creó el marco para el desarrollo de marihuana medicinal legal, industrias de cáñamo y nutracéuticas y para la creación de la autoridad reguladora de licencias de cannabis (CLA por sus siglas en inglés), que supervisa la implementación de normas para licencias, permisos y otras autorizaciones para el cultivo, procesamiento, distribución, venta y transporte de marihuana.

Un jamaicano sintió que el doctor Lowe no recibiría el reconocimiento de algunos políticos ya que estos no quieren abordar el tema:

Busco a los políticos que se reúnan para ayudar a Henry Lowe  y su medicamento basado en ganja recientemente aprobado.

¿El primer ministro no habló al respecto y tuiteó sobre este logro?
———-
El punto de mi tuit es que todos deberían callarse sobre cualquier cosa que Lowe logre hasta que empiecen a hacer algo con la ganja. Desde el primer ministro en adelante.

Todo esto, a pesar de que existe la posibilidad de ganar dinero a partir de ganja recreativa en Jamaica:

¡Estamos contando los días para el siguiente CanEx en Jamaica y la exposición de cannabis!

Un jamaicano pensó que el país debería acomodarse a los nuevos tiempos:

Escasez de marihuana: Nevada evalúa medidas de emergencia
Menos de dos semanas después de la legalización del uso recreacional, se agotan los suministros en el estado.
——–
Dejo esto aquí… despierten.

Otros no estaban preparados para esperar. Raging Fyah, banda jamaicana de reggae nominada a los premios Grammy, de gira por Estados Unidos, anunció su propia marca de marihuana que se venderá en Colorado:

 

Raging Fyah es la primera banda jamaicana en entrar en la multimillonaria industria del cannabis con su propio esfuerzi.

Mientras que muchos jamaicanos están impacientes, el Gobierno de Jamaica esta dando pasos tentativos hacia la aceptación del potencialmente rentable negocio nutracéutico –incluida una mirada más de cerca a la marihuana medicinal. Al mismo tiempo, el ministro de Salud, Christopher Tufton, ha anunciado que el Consejo Nacional de Abuso de Drogas lanzará un programa educativo público a gran escala sobre los peligros de fumar marihuana para adolescentes.

Artículo escrito por Emma Lewis y traducido por Carolina Naass para Global Voices.