EN LA ÚLTIMA CUMBRE DE MERCOSUR

El impactante discurso de José Mujica en la Cumbre de Mercosur

“Nunca ha sido América Latina más libre, más libre en las entendederas, porque cada cual tiene su independencia. Ni tenemos que adorar al tío Sam, ni tenemos que enfrascarnos por ninguna causa religiosa”, dijo el Presidente de Uruguay.


El presidente uruguayo, José Mujica, ha afirmado que el "pobre Mercosur" es una opción para entrar en "la civilización del desarrollo" y que Uruguay necesita al organismo "como al pan", durante una entrevista en la cumbre del bloque del Mercosur.

Mujica ha pedido a los países miembros "menos reuniones como estas" y ha apelado "más a los teléfonos". También ha recordado que el objetivo de unirse en el Mercosur, en 1991, era "incorporar a los pobres que aún tenemos postrados en nuestra América, lo cual es una enorme deuda social".

Al hablar de Estados Unidos ha asegurado que "el Tío Sam está enfermo, lo está matando el egoísmo", haciendo referencia a la crisis que soporta el país desde finales de 2008. Ha aconsejado ser cautos con los acuerdos con otros países y se ha preguntado si "¿será una mano o un lazo lo que nos están tendiendo?".

Aunque ha advertido sobre el peligro del aislamiento económico y ha pedido atender a la propuesta del líder chino Xi Jinping en su visita a América Latina por la cumbre del 17 de julio de Brasilia, por la que ofrecía un fondo de 35.000 millones de dólares para financiar proyectos de infraestructura y desarrollo, así como acuerdos de intercambio comercial.

"No recuerdo si alguna vez alguien vino a América Latina a proponernos estas cosas yes una invitación de características globales como nunca hemos tenido, y no debemos perder esta oportunidad", ha apuntado. Sin embargo, "sabemos que en este mundo los peces chicos se tienen que cuidar de los peces grandes".

UN REPASO POR LA HISTORIA

Durante su intervención en la cumbre de Caracas, el presidente uruguayo ha hecho un repaso de la historia de América Latina, desde los años de estabilidad económica a las dictaduras "que hicieron florecer los cuarteles y los calabozos", en las décadas de los 70 y 80.

Mujica se ha detenido en la transformación de la civilización, que pasó de ser industrial a tecnológica y que ha permitido a los jóvenes de hoy tener una forma de comunicarse diferente a la de los mayores.

"Está apareciendo otro mundo, donde el Estado nacional y los viejos partidos no pueden darle respuestas, porque la realidad va más rápido. Un mundo de fuerza desbocado y sin Gobierno", ha añadido.

Mujica se ha lamentado de que "llegamos tarde, con los padecimientos históricos, con Estados llenos de deudas". Además, ha afirmado que "no les hemos podido brindar el mínimo de conocimiento y de cultura para que puedan entender ciertas claves de la vida".

"NO HAY LUGAR PARA LOS DÉBILES"

Mujica ha explicado que lograr la integración es clave porque "no hay lugar para los débiles en el mundo en que vivimos, sino que se están conformando seres de dimensiones planetarias", como Europa o China.

Para Mujica, los presidentes "tienen que poner a su lado a alguien que se encargue de la integración real, de simplificar y para eso se precisa voluntad política", ha recalcado.

"Los invito a pensar, compañeros, tenemos que hacer reuniones fructíferas y cuando no podamos sacar frutos, no juntarnos, hablarnos por teléfono, porque las masas nos exigen decisión", ha concluido el presidente uruguayo.