INFORME PRELIMINAR DE LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN

Un duro informe de la OEA constata “irregularidades” en las elecciones en Honduras

La Organización de Estados Americanos llama a un acuerdo entre los candidatos para superar la crisis.

La misión de observación “reprueba tajantemente cualquier expresión de líderes políticos que incite, insinúe, sugiera o llame a actuar de forma violenta”

“Irregularidades y errores” es lo que ha constatado la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones en Honduras. La misión de observación electoral (MOE) encabezada por el expresidente de Bolivia Jorge Quiroga, emitió este martes su informe preliminar sobre los comicios celebrados el pasado 26 de noviembre, en el que señala que el camino para que el pueblo hondureño pueda aceptar un ganador en el proceso electoral, y para que las partes lo reconozcan, “es que se llegue a un acuerdo sobre puntos específicos entre los principales candidatos”.

El resultado del escrutinio sitúa al actual presidente y candidato a la reelección por el Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, con 1.375.568 votos, lo que supone el 42,98 por ciento del total del sufragio. En segundo lugar, se queda el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla (abajo, en la imagen), que obtiene 1.324.308 votos, lo que representa un 41,37 por ciento del total y una diferencia de 51.260 papeletas (el 1,61 por ciento de los sufragios). Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE), David Matamoros, sigue sin anunciar un claro ganador.

“El estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección, no permiten a la Misión tener certeza sobre los resultados”, señala en un comunicado la misión de observación electoral.

La MOE/OEA, que se instaló en el país el 30 de octubre, desplegó un equipo de 82 expertos y observadores de 25 nacionalidades, que el día de la elección visitó 1.257 Mesas Electorales Receptoras (MER) en 451 centros de votación en 17 departamentos del país. La votación transcurrió de forma pacífica, pero los observadores observaron “retrasos en la apertura de algunas MER, por la falta de materiales indispensables para la votación, y confusión con respecto a la hora del cierre de las mesas”. 

elecciones hondurasLa Misión explica que observó “con preocupación” la etapa de procesamiento de actas y divulgación de resultados. La demora en la publicación de resultados, sumada al estrecho margen en los resultados presidenciales, llevaron a ambos candidatos a declararse ganadores, provocando un clima de incertidumbre y tensión en las calles que se fue recrudeciendo”, señala.

La Misión, que condena los incidentes de violencia y lamenta “profundamente” la pérdida de vidas humanas, llama a llevar ante la justicia a los responsables. Los observadores instan a todos los actores del proceso electoral y a la población en general “que se manifieste en paz, sin cometer actos vandálicos ni poner en peligro su integridad física”. Además, pide a las fuerzas de seguridad “a actuar con suma cautela, respetando el derecho de manifestación y actuando con proporcionalidad”, especialmente en los horarios de toque de queda, y siempre conforme a los protocolos de derechos humanos. También “reprueba tajantemente cualquier expresión de líderes políticos que incite, insinúe, sugiera o llame a actuar de forma violenta”.

El informe preliminar recoge también las principales observaciones y recomendaciones sobre el proceso electoral en relación a la integración de la autoridad electoral, la reelección presidencial, el financiamiento de campañas, la participación política de las mujeres y el voto en el extranjero. La Misión presentará próximamente un informe más detallado ante el Consejo Permanente de la OEA, que será entregado también al Tribunal Supremo Electoral y distribuido a los actores del proceso electoral.