Los discapacitados del Gobierno Macri

La quita de las pensiones por discapacidad describe de manera contundente la crueldad que caracteriza a “la Argentina del cambio”.

Macri, en un acto con discapacitados.
Macri, en un acto con discapacitados.

Entre los retrocesos en materia de derechos y las aberraciones decretadas por el gobierno de Mauricio Macri, la quita de las pensiones por discapacidad describe de manera contundente la crueldad que caracteriza a “la Argentina del cambio”.

La agenda de asuntos globales que la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, presentó el pasado miércoles en Naciones Unidas, abarcó una serie de temas que el gobierno de Mauricio Macri asegura “prioritarios”: Erradicación de la pobreza, desarrollo sostenible, empoderamiento de jóvenes mediante la educación inclusiva, creación de empleo, promoción y protección de los Derechos Humanos, compromiso internacional para promover la inclusión de personas con discapacidad.

Las “prioridades” del gobierno, sin embargo, son parte del discurso repetitivo con el que creen resultar convincentes ante un espectador cada día más desinformado. Es probable que la vicepresidenta argentina haya logrado convencer a los presentes en Naciones Unidas, ajenos a la realidad que atraviesa el país, desconocedores de las maniobras con las que se pretende propagar una serie de verdades a través de las cuales el mundo crea una Argentina que no es.

Las estadísticas hablan por sí solas: Erradicación de la pobreza: Desde que asumió el nuevo gobierno hay en Argentina más de  1,5 millones de nuevos pobres, según datos de la Universidad Católica Argentina, UCA). Desarrollo sostenible: Argentina formaba parte del Like Minded Group of Developing Countries -Grupo de países en desarrollo y afines-, junto con India y otros; cuyo posicionamiento central ha sido que los países desarrollados asuman sus responsabilidades históricas en la generación del proceso de cambio climático. Estos cambios solo pueden entenderse desde el giro que sufre la política exterior argentina con la administración Macri, y su realineamiento con los Estados Unidos y demás países centrales. Interesante paradoja, ya que Estados Unidos ha sido uno de los principales negacionistas del Cambio Climático. Empoderamiento de jóvenes mediante la educación inclusiva: El Gobierno argentino pretende una reforma educativa a partir de la cual los alumnos de escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires deberán trabajar ad honorem.  Esta reforma fue diseñada en forma aislada y secreta por tecnócratas del ministerio, sin hacer partícipe a la comunidad educativa de docentes. Creación de empleo: Según la Confederación General del Trabajo (CGT), desde la asunción de Macri al gobierno se perdieron 700 mil puestos de trabajo en Argentina. Promoción y protección de los derechos humanos: Criminalización de la protesta social, represión, allanamientos ilegales, abuso policial, una presa política y un Detenido Desaparecido, son algunas de las violaciones de los derechos fundamentales cometidas por el gobierno de Macri. Compromiso internacional para promover la inclusión de personas con discapacidad: Contradiciendo los tratados internacionales sobre la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, el gobierno argentino dio de baja la pensión que percibían miles de ciudadanos afectados por diversas discapacidades.

La argucia de la vicepresidenta en Naciones Unidas es parte de esa desfachatez que ostenta el gobierno argentino y que lo describe con una insensibilidad tan extraordinaria como para apelar la cautelar que lo obligaba a restablecer el pago de pensiones por discapacidad. El Estado se niega a cumplir con tal resolución judicial, aun a pesar del reclamo de miles de personas con capacidades diferentes, a quienes los discapacitados del gobierno les han arrebatado sus derechos.