Sanidad

Las imágenes que muestran el colapso en Urgencias de La Paz

Trabajadores del Hospital La Paz de Madrid han hecho llegar a Nuevatribuna unas imágenes de Urgencias que muestran el estado crítico del servicio en situaciones que “no se vivían desde hace varios años”, denuncian.

Este martes y desde el mediodía, este servicio está absolutamente colapsado, en situación aún más grave que la saturación que viene siendo habitual con camillas cruzadas en las salas.

Una trabajadora del turno de mañana ha sufrido un ataque de ansiedad y ha tenido que ser trasladada al box de traumatología para seguir con su jornada laboral, al encontrarse este menos saturado

A las 17 horas, tres pacientes encamados están siendo atendidos en el pasillo de la sala 2, y no se están realizando pruebas radiológicas a los pacientes de las salas 2A y 2B que se encuentren encamados al no haber espacio suficiente para acceder y sacar sus camas de las salas.

Una trabajadora del turno de mañana ha sufrido un ataque de ansiedad y ha tenido que ser trasladada al box de traumatología para seguir con su jornada laboral, al encontrarse este menos saturado.

Este caso se suma a los muchos que se están produciendo en las últimas semanas, con varias compañeras sufriendo ataques de ansiedad o rompiendo a llorar al acabar su jornada laboral.

Estas son las cifras de ocupación del servicio a las 17 h: Sala 1 (6 camas) 24 pacientes, habiendo sobrepasado los 30 en torno a las 15h; Sala 2A (6 camas) 22 pacientes, y dos más en el pasillo (llegó a tener 27); Sala 2B (6 camas) 18 pacientes y uno más en el pasillo. La sala 3, de 18 camas, contiene 33 pacientes. La sala 4 (6 camas) alberga cuatro pacientes. Ocho pacientes más han tenido que ser acomodados en la llamada sala de tránsito, sin tomas de oxígeno y con un total de 4 enchufes. A pesar de que el servicio cuenta con 62 camas, en ese momento acogía 112 pacientes, cuando las peores cifras de saturación siempre se dan en horas más tardías, en torno a las 19-20 horas.

Los trabajadores rechazan “los parches, chapuzas e improvisaciones que se están dando en la gestión de esta crisis, que prolongan la situación de indignidad que sufren los pacientes y los niveles insalubres de estrés del propio personal”, y avanzan que llevarán sus quejas a la Inspección de Trabajo.

Ante esta situación, que tachan de “absolutamente inhumana e inadmisible”, los trabajadores insisten en las demandas acordadas en asamblea el día 1 de diciembre:

-Contratación de personal suficiente con carácter inmediato, en todas las categorías (celadores, enfermeras, limpieza, auxiliares de enfermería).

-Reforma en el plazo de un año del servicio para dotarlo con las 100 camas que necesita en lugar de las 62 actuales.

-Agilización de los ingresos en las plantas, abriendo camas y contratando personal de refuerzo si resulta necesario.

Asimismo, denuncian que la causa de esta saturación constante y colapsos repetidos es el “progresivo desmantelamiento” de la Sanidad Pública madrileña.

Sólo el hospital La Paz ha perdido 117 camas en siete años, a pesar de que cada año atiende más urgencias, 24 000 más en 2016 que en el año 2012.